7 VIRTUDES ESENCIALES DE UN ADULTO

0

La edad es una cuestión de mentalidad. Si no te importa, simplemente no importa” -Mark Twain-

Por Antónimo de Versus

Una de las mayores capacidades del hombre es aprender de sus errores. Claramente reconocibles a la distancia, nuestras faltas son lecciones invaluables. Cada acontecimiento fallido trae consigo, primeramente, una nueva conciencia de grado reivindicativo y segundo, una fortaleza creativa para afrontar nuevos retos.

Nuestra fidelidad al clan, el respeto inconsciente a los cánones establecidos por la sociedad y la cultura, un dilema incesante “esencia versus complacencia”, todo ello puede hacernos dudar y preguntarnos: ¿quiénes somos realmente?

Es sano, pues, aprender a decir no, a desistir de la idea de ceder el control de nuestra vida, de sabotearnos en lugar de saborearnos. No podemos prescindir de los demás pero si podemos ser leales a nuestras propias convicciones.

Si has llegado al punto de querer cortar las amarras y navegar por tus propios medios, necesitarás de estas virtudes para cabalgar la marejada:

1.- DOMA DEL EGO

La vida es una danza y, si a esto se resume, no podemos imponer nuestro compás, cada alma posee su propio ritmo. Si conoces las motivaciones últimas de tu prójimo ninguna confrontación resulta ser lo suficientemente personal (incluso las de pareja).

No te cuelgues atribuciones incorrespondibles, es fácil perder la compostura. Si estás atacando modera tu personaje, si te estás defendiendo escucha atentamente, mejora el argumento y refuta sonriente, no hay algo que debilite más a un oponente que saberse “no tomado en serio”.

2.- GOBERNANZA

Es necesario construir un modelo por el cual hemos de gobernarnos, para ello requerimos experimentar la vida. Si logramos ser fieles a nuestros principios no necesitamos de permisos ni concesiones, estaremos rigiéndonos por el conocimiento sobre nosotros mismos. La gran mayoría de nuestros problemas en la actualidad surgen por una única razón “tomar más de lo que necesitamos”, si logramos desarrollar una profunda conciencia sobre las necesidades del entorno y nuestros propios menesteres el siguiente paso será solo calibrarlos.

3.- SENSIBILIDAD SOCIAL

Tu punto de partida fue un regalo, nadie puede decidir dónde nacerá ni bajo qué condiciones. Es tarea común interiorizar este precepto para evitar  sufrimiento innecesario. Enseñar lo mucho o poco que sabes puede ser un buen inicio para comenzar a cambiar el mundo.

4.- SENTIDO DEL HUMOR

Después de la respiración, el sentido del humor es la manera más eficaz de afrontar el estrés y tal vez la más ingeniosa también. Muchas de las personas con un sentido del humor cultivado poseen cualidades adicionales a su personalidad, entre las que destacan la importancia de saber escuchar, una perspicacia aguda, son transparentes, despreocupados, carecen de prejuicios pero sobretodo son verdaderos estandartes del mindfullness.

Además de tener un gran coeficiente intelectual dominan técnicas de comunicación avanzadas tales como el sarcasmo (como catalizador creativo), la analogía, la retórica, el juego de palabras, la picardía, etc. “No cargan las manecillas del tiempo por nosotros pero si nos hacen voltear menos a ver la hora”.

5.- RESILIENCIA

A diferencia de la resistencia, la resiliencia no solo es la capacidad de soportar los contratiempos, sino de sobreponerse a ellos con el fin de resultar favorecido. Las personas resilientes tienden a poseer un alto sentido del autocontrol, a diferencia de la represión de las emociones, en el primero no existe conflicto interno, por el contrario, hace uso del empoderamiento para gestionar a través del intelecto, la reflexión y la real auto-conciencia. Dicho proceso, de igual forma utiliza la mesura en la expresión desproporcionada de las mismas. Existen diversos factores resilientes capaces de transformarse en nuestros maestros tales como las penurias económicas, enfermedades crónicas y temporales, muertes cercanas e inesperadas, abuso psíquico o físico, vejaciones, permanencia en ambientes tóxicos, fracaso, abandono, etc.

Por mucho tiempo se ha pensado que el autocontrol hace uso de recursos mentales limitados asociados a la práctica de tareas agotadoras. Por ejemplo, la resistencia a las tentaciones y a la búsqueda de placer controlado, la inclusión en sistemas de creencias ajenos, sufrimiento, mentiras, impresiones personales de incongruencia, comparaciones, intriga, competencia voraz, entre otras.

Fisiológicamente, el equilibrio emocional ha sido relacionado también con un factor determinante en nuestros cuerpos, el nivel de glucosa y es interesante esta afirmación, pues de esta manera comprobamos la importancia de la alimentación, no solo en el sentido metafórico del poder de nuestros pensamientos, sino en el plano literal del que muchas veces nos olvidamos.

6.- PRAGMATISMO

Los pensamientos tienen un valor en función de su utilidad. Puedes ser inteligente sin ser sabio pero no viceversa. La inteligencia es por definición la facultad que tiene la mente y que le permite aprender, entender, razonar, tomar decisiones y formarse una idea determinada de la realidad. Por el contrario, “Evidence Based Wisdom”, portal avant-garde encargado de traducir la investigación académica sobre la ciencia y la psicología de la sabiduría en recursos comprensibles y útiles para el público en general, propone una definición interesante para este concepto superior. La sabiduría es, pues, “la capacidad de desarrollar una intuición profunda y un juicio correcto sobre la esencia de la condición humana, de las formas y medios para planear, administrar y entender una buena vida”.                 Así pues, el pragmatismo retoma la actitud preponderante de la eficacia y las consecuencias prácticas del pensamiento derivado del entendimiento de esta condición, difiere de la existencia de verdades absolutas, juzga con objetividad y permite la interpretación provisional de las ideas a la luz de eventual evidencia.

7.- CONGRUENCIA

Todas las facultades enumeradas en esta lista no tendrían caso si tan sólo llegamos a la rumiación o laberinto espiritual. Para lograr un cambio auténtico es necesario un proceso de desconversión, de volver a la unidad, de no complicarnos, de confrontarnos en afable soledad, porque independientemente de lo que sepas, nadie puede enseñar lo que no es.  

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí