DELITOS CONTRA LA VIDA Y LA INTEGRIDAD DE LOS ANIMALES

El camino del infierno está empedrado de buenas intenciones. Refrán popular.

0

PRAVIA 09

Por: Lee Iwan.

La adición al Código Penal del Estado de Guanajuato del nuevo capítulo llamado “DELITOS CONTRA LA VIDA Y LA INTEGRIDAD DE LOS ANIMALES” me parece un camino empedrado que deja las cosas en un estado casi idéntico al que se encontraban antes de ésta reforma.

Por un lado comparto el pensamiento de Gandhi que dice que “una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”, y no quisiera que mi crítica al nuevo capítulo del Código Penal se mal interpretara en cuanto a mi posición pro animales. Sin embargo, considero que la protección ofrecida por la reforma es muy débil o casi inexistente, considerando los siguientes puntos:

Las multas y sanciones que impone son:

A) La multa máxima es de 100 días ($6,476).

B) Las jornadas de trabajo máxima son de 180 (alrededor de 1,440 horas.) Me parecen excelentes las sanciones, ya que efectivamente representan una carga que motiva a los agresores o infractores a corregir su conducta.

Sin embargo, el legislador dejó de observar puntos muy importantes que a continuación señalo:

  • Esta Ley no impedirá los eventos donde se despliega de manera pública el maltrato a los animales, como las corridas de toros y las peleas de gallos. Con los ingresos generados en dichos eventos, la multa de máxima no es suficiente para cancelar dichos “espectáculos” sangrientos. Al considerar tales eventos como espectáculos públicos, se consideran legales, y una justificación para torturar o matar animales es que “sean el resultado de actividades lícitas”.
  • La misma reforma establece que puedes mutilar o matar animales cuando sean para consumo humano, sin que éste sea un delito. Bajo ese razonamiento tenemos “permiso” de mutilar y matar, siempre y cuando, después de hacer nuestras “travesuras” con los animales, los sacrifiquemos para consumo humano o así lo manifestemos ante las autoridades.
  • La imposición de trabajo como pena, viola un derecho fundamental de la Constitución, es decir, la libertad del trabajo contenido en el artículo 5° que dice: “A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos. El ejercicio de esta libertad sólo podrá vedarse por determinación judicial, cuando se ataquen los derechos de tercero, o por resolución gubernativa, dictada en los términos que marque la ley(…)”

Los animales no son terceros (personas), en consecuencia no aplica la restricción de la libertad del trabajo por determinación judicial. En otras palabras, la sanción para imponer trabajos está sujeta a que se ataquen derechos de personas, no de animales.

  • La reforma señala que deben aplicarse la multa y jornadas de trabajo en favor de la comunidad; tal situación es imposible de aplicar ya que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha establecido de manera obligatoria que debe aplicarse la multa o jornadas de trabajo, ya que, si el infractor no puede pagar la multa, luego entonces debe sustituirse por las jornadas de trabajo. De lo contrario te estarían castigando dos veces por el mismo delito, lo cual es también anticonstitucional (véase el artículo 22).

Podemos apreciar una falta de estudio de la situación jurídica que estaban regulando, ya que concedieron demasiadas lagunas para no poder aplicar las sanciones a los infractores. Me parece que la intención de la ley es buena, sin embargo, insuficiente para regular, prevenir y sancionar las situaciones que suceden diariamente en Guanajuato en cuanto a violencia a los animales. Esta reforma pudo haber tenido un alcance e impacto importante en la forma en que nuestra sociedad percibe y trata a los animales, pero ésta oportunidad no fue aprovechada por nuestros legisladores, ya que dejaron las cosas en un estado casi idéntico al que se encontraban antes de esta reforma.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí