NO HAY MAS CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER: LAS JOYAS

0

PRAVIA 17 (mayo – junio 2015)

Por: Gerardo De La Fuente

Cuando uno es de León existen varios motivos para sentirse orgulloso: ciudad zapatera,  guacamayas, cebadinas, Crispín, Don Luis, la Fiera Bicampeona, el Festival del Globo, el Rally, la Feria, SAPICA, PLAZA 500, clima casi perfecto y una ubicación geográfica envidiable.

Sin duda atributos que le dan a nuestra ciudad un posicionamiento nacional y en algunos supuestos internacional.

Con una población de 1, 436,840 habitantes (censo 2010) y con tantas razones para proyectarse al exterior y evolucionar de la manera en la que León lo ha venido haciendo los últimos 10 años, podría sonar que vamos bien, y sí, pero también existe un lado de la moneda en la cual los rallys, el clima, y ese orgullo de ser de León no son suficientes para contrarrestar una marginación de un sector de la ciudad que sufre de discriminación y olvido. Es más ni siquiera se pueden ver los globos desde ese extremo de la ciudad cuando hay festival.

Si eres leonés has escuchado hablar de esta zona catalogada formalmente como polígono de pobreza, me refiero a Las Joyas, pero; ¿Realmente la conoces? Aquí habitan según datos oficiales poco más de 70,000 habitantes, pero los mismos habitantes dicen que son hasta 150,000, quizás cifra exagerada pero es la percepción que se tiene de dicha zona.

Las Joyas iniciaron como asentamientos irregulares a partir de 1982, donde se registraron 9 asentamientos a la fecha distribuidos en 43 colonias.

Cuando hablo de asentamientos irregulares y sin detallar tanto, podemos decir que no cuentan con los servicios básicos, mismos que han sido subsanados con el paso del tiempo, pero aún restan varios hogares irregulares y mucho trabajo a realizar por parte de las autoridades.

Para fortuna y desgracia de otros respectivamente, Las Joyas se encuentra escondida a la vista de la mancha urbana de la ciudad, es como si fuera otra ciudad aparte y es que el problema recae en ello, la marginación que se presenta en Las Joyas se da en cierta medida a que los leoneses no conviven a diario con ella,  al encontrarse literal atrás del cerro creando una frontera y catalogando como “ellos” y “nosotros” a los habitantes.

“Ellos”, “los de la ciudad”, “los de León”, es como normalmente se expresa un habitante de Las Joyas para referirse a los ciudadanos. “Vamos a León” dicen, cuando se desplazan a la urbe.

Para los leoneses y para Las Joyas ninguno es parte de otro, están separados y conectados por un único bulevar de un carril, donde el tiempo no oficial de traslado de Las Joyas a diversos puntos de la ciudad en transporte público puede llegar a ser de tres horas, los taxis no se atreven a meterse después de las 7 de la noche y sólo si tienes la suerte de que el taxista sea colono, lograrás llegar a tu destino.

¿Te puedes imaginar tardar 3 horas diarias para llegar a tu trabajo o tu escuela? ¡Es casi como ir diario en tu coche al D.F. solo para trabajar o estudiar, pero en transporte urbano, sin tu aire acondicionado y tu playlist favorita!

La discriminación también es un problema que un habitante de las Joyas resiente día a día,  -pues “ellos” creen que por ser de Las Joyas “nosotros” somos ignorantes, pobres y rateros-  comenta.

“Nosotros somos gente de mucho trabajo, honestos, con valores y no es justo que generalicen de esa manera, pues primero que nada también somos leoneses, queramos o no, pero formamos parte de ellos.”

Es urgente informar lo que sucede a diario, traer a Las Joyas a León, con campañas, eventos culturales y apoyo a Asociaciones Civiles que ya trabajan por incluir a este sector de la población, de esta manera la inclusión será una válvula de escape, erradicando el resentimiento y la marginación. No podemos esperar a que nuestro Gobierno Municipal haga todo, nuestra responsabilidad es informarnos, saber qué sucede y participar socialmente para unirnos, para dejar de ser “ellos” y “nosotros” y formar parte de un todo.

No hay más ciego que el que no quiere ver, y si queremos que nos vaya bien a todos, empecemos por hacer que le vaya bien a los que más lo requieren, es natural que si tu das, recibes.

************************

Hay que mencionar que en León, Las Joyas es uno de ocho polígonos de pobreza.

POLÍGONOS DE POBREZA EN LEON:
LAS JOYAS
JACINTO LOPEZ
LOS CASTILLOS
MEDINA
PILETAS
SAN FRANCISCO
SAN JUAN DE ABAJO
DIEZ DE MAYO

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí