Compartir,

Posted in:

Leopoldo Smith.

Cazador de la luz.  

PRAVIA 20 (noviembre – diciembre 2015)

Por: Miriam Pérez

Orgullosamente leonés, comunicólogo de profesión y fotógrafo por convicción, Leopoldo Smith Murillo nace un febrero de 1979 y ha experimentado la fotografía desde el seno familiar. Desde muy joven fue atraído por esa sensación de captar el momento y conocer a través de las fotos el pasado que nunca vivió, pero que conoció gracias a la foto. Aún recuerda muy bien su primera cámara fotográfica profesional, una Olimpus OM10 totalmente manual. Cuando entró a la universidad, la experiencia de entrar al laboratorio y entender el proceso de la luz como una analogía de la vida, ese Ying Yang cuando se combina la luz para tomar una foto pero también oscuridad para revelarla. A partir de ahí quedó atrapado en la magia de capturar imágenes y contar historias a través de ellas.

Polo, como es conocido por la mayoría de sus amigos, ha sabido disfrutar todas las vertientes que da la nobleza de la fotografía, retratando personas, paisajes, eventos sociales, deportivos, políticos, pero es en la parte del periodismo gráfico la que más le atrapa, ya que la narración de las historias a través de imágenes ha sido una de las principales motivaciones en su trabajo como reportero gráfico, del cual cuenta con una buena experiencia. Ha trabajado para diferentes agencias noticiosas de talla Internacional y actualmente se encuentra inmerso en la investigación y profundización de los métodos antiguos de la fotografía, desarrollando una serie de fotos mediante el proceso químico creado por Gustave Le Gray, conocido como el Colodión Húmedo.

¿En qué momento decidiste dedicarte a la fotografía?

Siempre me he considerado una persona afín a toda actividad visual. Mi interés ha sido entender la sociedad y la realidad a través de la foto, cuando me preguntan por qué decidiste ser fotógrafo, yo te puedo comentar que fue cuando conocí las imágenes del fondo Casasola, fue impresionante conocer un tiempo, una realidad que ya no existía a través de una foto. Recuerdo que de las fotos que más me impresionaron fueron las “Soldaderas” y la de “los Pulqueros”, fueron de mis primeras fotos que recuerdo que me provocaron esa carga emocional del acontecer social.

Cuéntanos sobre tu experiencia como reportero gráfico y tu gusto como fotógrafo deportivo

Cuando trabajas en una agencia de fotografía, no se publica una o dos fotos, hay una directriz en el nuevo periodismo, que es contar historias, es una narrativa de principio a fin, se debe narrar un acontecimiento, de lo que sea, desde una contingencia como una inundación o como lo fue la gripe aviar.

La foto deportiva la descubrí a través del periodismo, me gusta captar la estética que puede tener un atleta, la fuerza que puede narrar una imagen, y todo esto llevado a las reglas de X deporte, si es triatlón, si es futbol, si es atletismo, si es Judo, etc. El esfuerzo físico con estos silogismos que vienen incluso desde la época griega, el más alto, el más fuerte, el más veloz. Que finalmente es la estética del cuerpo y la disciplina.

¿Has cubierto algún encuentro deportivo Nacional o Internacional? Sí, he tenido la fortuna de ser convocado por diferentes medios para cubrir algunos eventos, concretamente los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Veracruz en noviembre de 2014 y los Juegos Panamericanos del 2011 en Guadalajara.

Con respecto a tu gusto fotográfico, ¿Qué es lo que más te gusta captar?

La luz, más allá de que me gusta fotografiar a personas, animales o árboles, es el cómo la luz incide en los objetos, cómo se refleja en esos objetos, y esos objetivos pueden ser una persona, un edificio, el cielo. Realmente no he querido definirme en ese sentido.

Finalmente la fotografía es un elemento super noble, pareciese que abarca más vertientes, yo me considero de esos fotógrafos que aprendió la foto cuando todavía no existían soportes digitales o estaban en pañales. Tuve la fortuna de conocer la fotoquímica como un primer acercamiento a la fotografía, ya sabes; los cuartos oscuros, las películas, los químicos, que fueron los inicios de la foto. Después por cuestiones laborales tuve que emigrar a un formato digital.

Pero siempre me interesó esta parte de los discursos sociales a través de la foto, cuando estaba en la universidad vi como una aspiración esta parte de colaborar en una agencia de noticias. Periodismo gráfico. El placer de narrar con imágenes una realidad.

“Quisiera aspirar a ser un científico de la luz, es decir, conocer la luz y las formas en las que puedes capturarla. Esa sería mi dimensión a llegar, la cúspide a escalar”.

¿Quiénes han sido tus maestros? Pues tendría que hablar de gente que ni siquiera conocí en persona, pero sí conocí sus fotos, Henry Cartier Bresson y Man Ray son fotógrafos que de alguna forma tuvieron presencia dentro de la documentación social, también todos los fotógrafos de la agencia Magnum, podría decir que fueron muy inspiradores. Uno de mis fotógrafos favoritos que todavía vive es un fotógrafo brasileño que se llama Sebastião Salgado, también fotógrafo de la agencia Magnum.

Platícanos sobre tu proyecto “Luces del presente”, con el cual fuiste acreedor de una beca del ICL

Uno como fotógrafo tiene una herencia fotográfica enorme, desde Louis Daguerre en 1824 a la fecha, tenemos una herencia de procesos fotográficos, de maneras de fijación de imagen, que a cualquier fotógrafo serio le interesaría descubrir. Entender la foto sin estos procesos antiguos es como entender las matemáticas sin Pitágoras. En esa búsqueda he encontrado al Ambrotipo a través del Colodión Húmedo como algo super interesante. Descubrí el proceso a través de un personaje llamado Arturo Talavera, un ex catedrático de la universidad de Xalapa, me invitó una vez a un taller, conocí varios procesos y técnicas pero el Colodión Húmedo, literal, me atrapó, fue como encontrarme con la de la imagen.

La fotografía análoga potencializa la foto como esta presencia de objetivo, finalmente, una foto es una imagen impresa, una foto que ves en un monitor es un archivo pero la foto es algo físico, es algo que puedes tocar o que puedes apreciar a través del tacto, y el Colodión Húmedo te permite eso, es volver a redimensionar la foto a través del objeto.

El trabajar con esta técnica es una satisfacción personal, y también es algo que yo necesitaba en el sentido, de que la foto pasó de análoga a digital desde hace años. Hasta el 2012 empecé a trabajar otra vez con fotoquímica, el proceso es muy especial, lo disfruto mucho, sucede como una parte muy íntima entre tú y la pieza, de tú y la imagen, de tú y la realidad que capturaste. El sorprenderte en el laboratorio es algo que sólo el proceso análogo te da.

“La práctica y el conocimiento es lo que hace al fotógrafo” – Leopoldo Smith

La impresión original es una impresión de plata, y la plata es como un reactivo sensible al sol que se conjuga muy bien con la labor de la fotografía análoga. No hay una fórmula que puedas consultar o que vayas a adquirirla a una tienda de foto contemporánea, sino que, es un proceso que creas en la relación de acción-corrección, de prueba y error, y de esa manera vas afinándote,  el proceso es muy lindo, por naturaleza tiene un lenguaje, el químico lastima la imagen pero también la denota de un lenguaje. La textura, los cortes, los contrastes, los da el químico, y a veces de alguna manera lo que uno pretende es controlar el proceso, pero siempre es impredecible.

Las imágenes las capturo con una cámara PREMO 9 de Kodak, es una cámara de 1912 y es con la que estoy trabajando el proceso.

¿Qué mensaje le mandarías a los chavos que inician en la foto?  La fotografía es un gusto obsesivo, lo que yo les recomendaría es que sigan trabajando, que sigan descubriéndose como hacedores de imagen y que exploren en lo que ya está hecho, hoy gracias a la red te puedes encontrar con todo ese mundo pasado de la foto, no solo visitar el Pinterest, el Instagram. Lo que yo impulsaría es que conozcan la foto como objeto y que de alguna forma hagan comunión con lo que más les plazca. No sólo tomar fotos de manera ciega, sino realmente tener un compromiso con la foto, finalmente los fotógrafos dejan legados, esa búsqueda de que tu trabajo sea un referente, eso sería interesante.

Conoce el trabajo de Leopoldo Smith Murillo.

https://vimeo.com/kronikpictures

1810 Total 3 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>