Compartir,

Posted in:

Los Universos  de Rafael  Veo

PRAVIA 21 (Enero – Febrero 2016)

Por: Miriam Pérez Manrique

Conocimos la obra de Rafael Veo en el restaurante Pachuco de Guadalajara. El espacio está decorado con arte de calaveras pachucas, coloridas, bailarinas y como salidas de un ensueño mexicano. La obra nos había atrapado, y queríamos conocer al artista para poder mostrar su arte en Pravia. Rafa, un joven tapatío de 28, nos invitó a su depa – estudio para poder hacer la entrevista y mostrarnos el resto de su trabajo, mucho del cual se encuentra en varias bardas de Guadalajara.

Al llegar a su departamento, lleno de curiosidades y detalles como máscaras, globos terráqueos transformados en luna, figuritas de barro y de plástico, calaveras, pinturas, y fotografías, nos dimos cuenta de esos micro universos y múltiples personajes oníricos que crea en sus pinturas. Estaba un poco nervioso pues no está acostumbrado a las entrevistas, así que nos pidió dibujar mientras charlábamos ya que eso le ayuda a tranquilizarse. Abre su cuaderno de apuntes y al hojearlo nos muestra algunos de los bosquejos que ha realizado, varios de sus personajes se reconocen en sus obras, que para este entonces ya habíamos conocido a través de sus redes sociales y en su página de internet. Es entonces que Rafael como un niño tímido comienza a dibujar, trazos rápidos pero decididos, y nos comparte su experiencia en el arte.

Para Rafael Vázquez Orozco, el arte le llegó como el caminar, espontáneo. Para él la necesidad de expresarse a través del dibujo es vital. Recuerda que desde niño dibujaba en todos lados, siempre le gustaron los personajes de las caricaturas japonesas, quienes eran sus primeros modelos a diseñar y a base de error, acierto y perseverancia fue perfeccionando su técnica. Aunque tiene una formación académica en diseño para la comunicación gráfica, Rafa considera que su principal conocimiento ha sido empírico, ya que prefiere la libertad de la creatividad a la hora de pintar o dibujar. En sus inicios comenzó a trabajar en el área de diseño haciendo ilustraciones, pero no le gustaba ser dirigido por el gusto del cliente, ya que no le permitía desarrollarse libremente a la hora de crear con el espíritu, es por ello que prefirió inclinarse del lado del arte.

Su Inspiración

Me inspira todo, y todas las personas pueden llegar a ser tus maestros en ciertos momentos de tu vida, no te podría decir uno solo. Admiro a muchos escritores, siento que todas las artes su labor es inspirar los unos a los otros.

Si hay ciertos personajes que admiro como Diego Rivera, Pedro Páramo, Octavio Paz o Posadas, pero no puedo decir que me inspiran, es toda la cultura, lo macabro y lo mágico que puede ser nuestro país, esa búsqueda del alma que ha venido siempre y toda la realidad debe de decirte algo, es por eso que el maestro que me inspira es México porque es donde yo me he criado.

Técnica

El acrílico me gusta mucho, por encima del óleo, porque seca más rápido y no te limita la creatividad, puedes hacer fluir y avanzar más rápido, también hago dibujo libre con lápiz o tinta. Pero más que la técnica me interesa la creatividad.

Personajes

La influencia viene de todo, pero mi mayor inspiración son dos constantes: la búsqueda de la belleza y el misterio. Por eso represento mucho a la muerte, porque es el más grande misterio. Todo nos une, por eso en mis obras, hay obras dentro de las obras, lo sagrado en todo, las líneas que conectan todo.

Este tipo de personajes en los que me centro son porque, dentro de todo este mar de influencias y cosas me hacen recordar más claro otros mensajes que yo he entendido a través de mi vida y quiero dejar ahí. Por ejemplo, hay un personaje, un niño que tiene su cabeza de barco de papel. Esta metáfora habla de que todos venimos aquí viajando en esta vida, y el río es la vida, al estarlos haciendo me daban una idea sobre que somos viajeros, entonces los viajeros llegan se deshacen y se van porque somos también frágiles. Son como historias personales que significan otras cosas. Otra que repito es una niña con máscara de calavera, como de día de muertos, que representa esas dos cosas, la vida y la muerte. Me gusta recordar esta otra unión, de la materia y del espíritu. Mi vida no está en equilibrio, para nada, pero trato de que mi obra sí, por eso es mejor que se vea la obra.

¿Qué es ser artista?

El artista no es un elegido, uno aprende. Un artista para mí, es una persona que está haciendo las cosas en conexión con el espíritu. Pero pienso que quien quisiera puede ser artista, si quiere ejercerlo. Para ser artista se necesita alma y todos tienen alma, hay quien es artista y ni siquiera ha hecho una pintura y hay muchos que han hecho muchas pinturas y para mí no son artistas, es gente que está pintando, porque lo que hacen carece de espíritu, son cosas huecas.

La escena artística

No conozco muchos artistas, en realidad no me interesa pertenecer a grupos. En Guadalajara hay un buen movimiento y si quieres pertenecer claro que te apoyan. He expuesto en varios colectivos como ARTERIA. Si me invitan trato de participar, si hay química y hay creación está muy bien.

Lo que viene…

Es una parte violenta, me gusta experimentar con todos los sabores, también tengo una parte de malicia, por eso lo divertido de mi obra, que sucedan las cosas y utilizar el espacio, me gustan que las cosas rompan con lo cursi, lo cotidiano, que la pintura se gobierne, si hay un lugar para transformarse, hago que sea especial para ahí, puede ser la luz o los mismos errores de la superficie.

En un futuro

Creando cada vez más libre, sin tener que complacer a nadie. Ahorita sí lo estoy haciendo un poco, pero no es venderme, sino vender, porque nunca hago nada que no quiera. Tengo claro mi discurso, si a la persona le gusta lo que hago quedo bien con esa persona y le doy lo mejor de mi creación. A veces no se puede, y pues ahí recomiendas otra persona que haga lo que quiere.

Finalmente, Rafa nos muestra su dibujo una chica pecosa, con mirada enorme vigilando a una mosca que vuela cerca de ella.

Sigue a Rafael VeO en Fb e Instagram
www.rafaelveo.com

“A veces el artista es un esclavo de la obra” – Rafael Veo.

*Dedicado a Jaime Santoyo, museógrafo y promotor cultural de León. 

 

1653 Total 9 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>