¡LA CAPA DE OZONO SE RECUPERA!

0

De algún modo, estamos haciendo las cosas bien.

Por: Valeria García.

A través de los años, los tantos y tantos productos químicos que utilizamos día con día han venido, más que a traernos ventajas o facilitarnos el trabajo, a dañar nuestro entorno, nuestro ambiente, nuestra salud y en causas mayores, nuestro planeta.

Cuando esta especie de “manto” gaseoso se daña, entonces nos hacemos más propensos a los rayos UV que penetran y con ello vienen un montón de consecuencias; cáncer de piel, cataratas, ceguera, efectos en el aparato inmunológico, etc.

La capa de ozono, nos protege de los rayos ultravioletas a todos los que habitamos en el planeta tierra, es decir, flora y fauna, todos nos vemos afectados por igual.
La capa de ozono, nos protege de los rayos ultravioletas a todos los que habitamos en el planeta tierra, es decir, flora y fauna, todos nos vemos afectados por igual.

¡SI DE BUENAS NOTICIAS HABLAMOS, SIN DUDA ESTA ES UNA EXCELENTE!

Hoy, podemos sentirnos afortunados al poder decir que pese a todo el daño que hemos causado a nuestra capa de ozono, se ha demostrado recientemente una considerable recuperación. Así como lo lees, el agujero que se encontraba en esta ligera capa se redujo en más de 4 millones de kilómetros cuadrados.

En 1981 estos daños se hicieron más visibles. Sin embargo para 1987 se creó el Protocolo de Montreal, un acuerdo llevado a cabo a nivel internacional que nació con la intención de establecer ciertas medidas que ayudarán a eliminar poco a poco las sustancias que estaban terminando con la capa de ozono, iniciando con la prohibición de aerosoles y productos de limpieza en seco.

capaOzono3

Se estima que si seguimos avanzando, este agujero se logrará sellar por completo para el año 2050.

Si tú también quieres seguir contribuyendo a esta causa que nos concierne a todos, puedes poner en práctica estos consejos:

  1. No utilices productos en aerosol o spray, ya que contiene gases clorofluorocarbonos (CFC)
  2. Evita el uso de extintores que contengan halones.
  3. Limita el uso del automóvil o si lo ves complicado, haz un “plan de viaje”, para poder realizar el recorrido más corto.
  4. Cambia los focos de tu casa por unos de bajo consumo.
  5. Mantén tus electrodomésticos en buen estado (aire acondicionado, lavadoras, refrigeradores…), ya que si alguno de estos no funciona adecuadamente, libera gases nada buenos para nuestra capa de ozono.
  6. Como última y muy importante recomendación, no olvides utilizar bloqueador solar.

Recuerda que el cambio empieza en ti.

RECUERDA QUE EL CAMBIO EMPIEZA EN TI.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí