Compartir,

Posted in:

“Prison Art”

Una fabulosa manera de rehabilitarse.

Por: Yal Monzón.

Durante años, las cárceles de todo el mundo  han sufrido por encontrar una manera de ayudar a lograr un cambio real entre  los presos, proponiendo y buscando distintas actividades deportivas y recreativas, trabajos en cocina, enfermería, lavandería, actividades educativas y espirituales. Esto logra que baje el nivel de estrés y violencia que se vive día con día dentro de la prisión. Sin embargo en México no existía ninguna actividad que realmente ayudara (en distintos aspectos) a un reo.

Jorge Cueto, detenido en 2012 por fraude e ingresado en el penal de Puente Grande, en Jalisco, decidió tomar otro camino dentro de la prisión: crear arte con la ayuda de un puñado de reos. Encontrándose en  condiciones deplorables dentro: sin camas, cobijas, higiene digna  y corrupción; sin trabajos dignos y mal remunerados (ganando a la semana entre 30 y 40 pesos) comenzó a preguntarse qué más podría hacer.

prisonart

Veía que la gente tiene mucha necesidad de trabajar, de ayudar a sus familias que están afuera del penal. Entonces, pensé ¿Y esta gente qué más puede hacer para ganarse la vida aquí adentro?

Gracias a un estudio de tatuajes en Puente Grande, un pedazo de cuero y las ganas de “renacer”, comenzó a crear bolsas personalizadas con ayuda de 3 reos más: el tatuador, el vendedor de piel, y el que armaba la bolsa.

En ese momento me comprometí con ellos a que este trabajo tuviera forma y a que perdurara

En poco tiempo comenzó a ser importante dentro del penal, llegando más de 40 reos a pedirle trabajo. Cueto quería darles la posibilidad de trabajar de forma honrada y artística, así que el “Arte carcelario” se volvió realidad y comenzó a tomar forma convirtiéndose en microempresa. Poco después Jorge Cueto fue liberado siendo inocente de todo cargo, sin embargo no abandonaría a sus compañeros.

Y así fue. Un mes después de su puesta en libertad, y  con ayuda de  la Universidad Iberoamericana, obtuvo la marca registrada Prison Art y creó la fundación Proyecto de Arte Carcelario.

prisionart (2)

Desde entonces ha crecido increíblemente la impresa, siendo que comenzaron 3 reos y 4 diseños diferentes en bolsas nada más. Ahora cuentan con distintas tiendas alrededor del país (San Miguel de Allende, Cancún, Playa del Carmen y Cd de México), además de su portal online en donde como cliente puedes ver las nuevas colecciones y comprar más fácilmente sin tener que viajar a alguna de las tiendas.

Los reos que trabajan en éste proyecto tienen  2 condiciones: Parte del dinero entregarlo a su familia, e ir a pláticas que les ayuden a rehabilitarse de manera psicológica.

Sin más, las ganancias de los 219 presos de distintos reclusorios del país que trabajan en Prison Art son aproximadamente de $6,000 a $11,000 mensuales. Se planean abrir otras 12 o 14 sucursales alrededor del mundo, con destinos como Tokio, Nueva York, Paris, Las Vegas, entre otros.

prisionart (1)

Al comprar un artículo de Prison Art, no sólo ayudas a los presos a tener una mejor calidad de vida dentro de las cárceles, sino también a las familias que esperan fuera de éstas, y además,  al programa de Reinserción Social.

Te dejamos la página para que puedas admirar el arte y la pasión puestos  en cada uno de los accesorios hechos por reos con ganas de reivindicarse y salir adelante. ¡Que lo disfrutes!

www.prisonart.com.mx

 

2695 Total 2 Hoy

Compartir,

One Comment

Leave a Reply
  1. ¡Excelente proyecto Jorge!, veía tus publicaciones, pero no sabía por qué estabas tan involucrado. Ojalá nos veamos pronto, un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>