CARLOS CHÁVEZ

0

PRAVIA 10

Un hombre puso sus oídos en la tierra ancestral para escuchar el latido de la historia de México, escuchó el brotar en cada latir un fuego nuevo que imploraba la creación de una identidad nacional.

Por: Juan Andrés Zermeño.

Pianista, compositor y director, Carlos Chávez ha sido uno de los músicos mexicanos más importantes en la historia mundial al conjugar los ritmos y las armonías indígenas con el espíritu clásico de Bach, Mozart, Beethoven, Debussy y Stravinsky.

Carlos Antonio de Padua Chávez y Ramírez, nació el 13 de junio de 1899 en las afueras de la ciudad de México (Popotla). Huérfano de padre a los tres años, fue criado por su madre; que era directora de la Escuela Normal de Jóvenes Mujeres de Popotla. Tuvo como primer maestro de música a su hermano Manuel, y a los nueve años, Carlos toma estudios de piano con Asunción Parra.

Su formación fue interrumpida por la Revolución, siguió al gobierno de Carranza y se instaló en Xalapa. Durante ese período, Carlos Chávez viajaba mucho en tren para ir a la ciudad de México. En una ocasión, cuando los militares perseguían a los revolucionarios, una bala entró por la ventanilla del tren, silbó amenazante cerca de su cabeza y dio muerte a su vecino de asiento. La señal no pudo ser más clara para la cabeza de Chávez.

chávez1

Manuel M. Ponce introdujo a Carlos en el mundo de la música folclórica de la tradición nacional.  Llegaba vigorosa hasta él la fuerza interior de la música india: primitiva, sobria, rítmica. La aproximación mística del indígena que convertía a la música en un ritual para fortalecer el espíritu creador. Con esa idea en el pensamiento, Carlos Chávez, viaja a Berlín donde pudo al fin profundizar sus estudios.

En 1923, acompañado de Rufino Tamayo, deja Berlina y viaja a Nueva York, como un perfecto desconocido, pero con un “ballet” bajo la manga: El fuego nuevo, un ballet azteca que despertó el interés y la aceptación de la crítica norteamericana. Con esta obra se inicia formal y simbólicamente el nacionalismo musical mexicano, de la misma manera que Diego Rivera intenta sintetizar en los muros la ruptura con las formas del pasado y el surgimiento de una identidad nacional.

De regreso a México y con el reconocimiento obtenido en el extranjero,
Carlos Chávez organizó una serie de conciertos bajo el nombre de “Música Nueva” en los que, junto con sus propias obras, dio a conocer composiciones de Schoenberg, Satie, Poulenc, Milhaud, Falla, Stravinsky, entre muchos más.

chávez2

En 1928 fundó la Orquesta Sinfónica de México, a la cual dirigió por años. Su preocupación era divulgación de la nueva música que, patrimonio inicial de unos cuantos privilegiados, debía incorporarse a la cultura popular y quedar al alcance de todos.

En 1938 compone su obra más reconocida, “Sinfonía India”, que utiliza instrumentos de percusión yaqui. “Al escuchar esta pieza puedo imaginar danzar bajo una luna llena a Quetzacoatl con Jesucristo. El viento acompañado de esas notas musicales destruye en mí cualquier división histórica porque soy un ser humano nacido en México con una responsabilidad hacia la humanidad y al latir de la tierra”. – Carlos Chávez.

Carlos Chávez amó a la música de México y la conjugó con los lenguajes de la academia musical, la montó en los grandes formatos sinfónicos para el concierto, pero no dejó de entender y valorar el gran peso de la música indígena en su contexto, en el ritual. Carlos fue un hombre fiel a la tierra, que le encomendó unir la historia del pasado para formar un presente y mostrar el camino que se puede transitar en un futuro.

18 SEPTIEMBRE 1973 FOTO MARIO JUAREZ DIGITALIZACION DUMAS MAESTRO CARLOS CHAVEZ

El único impedimento que tenemos, como mexicanos, es el olvido de nuestro pasado, no hay que ser nacionalistas en el extranjero cuando podemos serlo junto con el otro y nuestra tierra. Chávez murió el 2 de agosto de 1978 y sus restos fueron sepultados en la Rotonda de Personas Ilustres.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí