JOSEPH MENGELE. El Símbolo del Terror Nazi.

0

PRAVIA 21 (Enero – Febrero 2016)

Por: Valeria García

Podríamos atribuirle muchos adjetivos, pero de lo que sí estamos seguros es que Joseph Mengele era sinónimo de muerte. Nació en Günzburg (Baviera) en 1911, proveniente de una familia católica. Estudió filosofía para más tarde matricularse en la Universidad de Frankfurt donde estudiaría medicina.

Desde muy joven sintió un gran gusto por la investigación. Fue en 1930, tras escuchar un discurso de Hitler que hablaba sobre la superioridad de la raza germana cuando algo despertó en él. Muchos estudiantes se unieron al movimiento Nazi, pues estaban convencidos de que la sociedad no podría crecer y desarrollarse si seguía contando con parásitos como judíos, gitanos, etc. Razón por la cual debían ser exterminados bajo cualquier circunstancia.

Cuando se matriculó en el Instituto de Herencia Biológica e Higiene Racial conoció a Ottman Von Verschuer, especialista en la “ciencia eugenésica”, un término que fue creado por el primo de Charles Darwin, Francis Caultin en 1833, el cual significa “buenos genes”. Ambos compartían una pasión por la genética, principalmente en el estudio de los gemelos.

Mengele se unió al movimiento Nazi, y unos años después lo ascendieron al rango de capitán por lo que fue trasladado a Auschwitz. Es aquí donde inició todos sus experimentos y atrocidades y comenzarían a conocerlo como “El Ángel de la Muerte”; ya que cuando llegaban los trenes repletos de judíos era él quien decidía quienes eran destinados a trabajar sin descanso, quienes funcionarían como conejillos de indias para sus experimentos o quienes simplemente morirían en las cámaras de gas.

Una de las mujeres que pudieron salvarse de ese infierno menciona que el Dr. Mengele vestía elegantemente, siempre estaba bien bañado y perfumado, lo cual funcionaba bien para ocultar ese lado perverso que tenía. Todos los experimentos terribles que aquí se presentan tenían como finalidad crear una raza aria pura, terminar con los que eran considerados inferiores y una plaga.

Mengele tenía una fijación con los gemelos, ya que pensaba que si una mujer alemana pudiera engendrar varios hijos, sería mucho más sencilla la reproducción selectiva de la raza aria y así poder sustituir a los demás, es decir, a las razas inferiores en menor tiempo. Aparte de eso, funcionaban a la perfección ya que si uno de los dos moría aún podrían seguir experimentando con el otro.

Igualmente sentía un gusto especial por los ojos azules, así que en una ocasión tomó a cuatro parejas de gemelos y trató de cambiar el color de sus ojos, finalmente los envió a un centro de investigación donde harían un ensayo sobre el tema. En otro momento infectó a gemelos judíos con fiebre tifoidea y siguió el paso de la enfermedad hasta su muerte, después de esto los diseccionaba y comenzaba algún otro experimento.

Sin embargo sus intenciones podían llegar a ser aún más atroces. En su intento por  “crear” siameses; eligió a dos bebés, Guido y Nino, uno de ellos era jorobado. Al terminar su fallido intento devolvió a los bebés unidos desde la espalda hasta las muñecas, pero la gangrena se había propagado por sus pequeños cuerpos.

Mengele no sólo sentía una gran curiosidad por los gemelos, estudió a personas con malformaciones genéticas como individuos con enanismo. Después de realizarles extracciones de médula ósea, se entretenía inyectándoles agua hirviendo a través de los oídos. Esa era la única forma en que ellos se mantenían con vida por unas horas más.

El dolor y el miedo que infundía este personaje era evidente pues, es complicado poder imaginar cómo alguien, después de haber hecho todas estas monstruosidades, pudiera seguir pensando que era en pro de la sociedad, que tarde o temprano traería un beneficio.

Cândido Godói, Tierra de gemelos

Este es un pequeño municipio ubicado al sur de Brasil, con un poco más de 6,500 habitantes y también es conocido como “Ciudad de los gemelos”. En la actualidad hay cerca de 90 pares de gemelos y en una localidad cercana existen otros 44.

Esto tiene un trasfondo que sin duda nos interesa, ya que entre 1959 y 2014, el 35% de los nacidos en esta población fueron gemelos. Además el intrigante hecho de que la mayoría de los hermanos idénticos son rubios y de ojos azules. La hipótesis dada por el periodista e investigador argentino Jorge Camarasa, nos dice que Mengele tuvo influencia en estos sucesos así que convirtió a este pequeño poblado brasileño en un laboratorio humano para seguir con sus experimentos.

En 1945, oficiales Nazis recibieron la orden de desalojar Auschwitz y destruir todas las evidencias de los crímenes que ahí se llevaron a cabo, pues los aliados habían ganado la guerra. En este momento todo se vuelve incierto con el Doctor Mengele, ya que algunos dicen que escapó y estuvo escondido en varias partes del mundo, entre ellas Argentina y Brasil.

Existen testimonios que afirman que Mengele, estando en Brasil inyectaba ciertas drogas a mujeres embarazadas. Cuando en Cândido Godói comenzó a dispararse la población de gemelos, no podían explicarse el porqué de esta situación, muchos llegaron a pensar que se debía a armas nucleares e incluso extraterrestres. Una investigación realizada en los años 90 nos dice que el “efecto fundador” es lo que estaba produciendo el nacimiento de tantos gemelos idénticos y no idénticos. Éste consiste en que todas las familias estaban emparentadas. Es la prueba de que Joseph Mengele escapó y siguió experimentando después de la guerra.

El 7 de febrero de 1979, Joseph Mengele, causante de miles de muertes, terror, y sufrimiento, habría fallecido ahogado en una playa de Brasil. Estuvo casado con Irenna Schumbaimm, que fue previamente interrogada y examinada para asegurarse que no existieran antecedentes de impurezas raciales o alguna relación con los judíos y entonces poder casarse. Tuvieron un hijo llamado Rolf, que hoy en día es abogado y reside en Friburgo, Alemania.

Joseph Mengele nunca pagó por sus crímenes.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí