Compartir,

Posted in:

Pederasta sacado del infierno

Richard Huckle

¿Hasta dónde puede llegar la degradación de un ser humano?

Por Angélica Zaragoza.

Y SE VUELVE A REPETIR LA HISTORIA, ME PREGUNTO HASTA CUÁNDO VAMOS A SEGUIR ESCUCHANDO HISTORIAS TAN DESGARRADORAS Y TRISTES QUE INVOLUCRAN A CIENTOS DE NIÑOS INOCENTES.

Richard Huckle es protagonista de esta historia. Un pederasta británico que abusó de decenas de niños; él recorrió los barrios más pobres de Malasia para seleccionar a sus víctimas, todas y cada una de ellas fueron elegidas con cierta peculiaridad.

Todo fue planeado con mucha exactitud, aprovechó su trabajo en una organización caritativa cristiana para cometer los abusos. Tras varios meses de arduas investigaciones, la justicia identificó a 23 de los niños que sufrieron sus abusos, aunque desde un principio se sospechaba que eran muchos más.

Richard visitó Malasia por primera vez a los 19 años, y se hacía pasar por un filántropo y piadoso profesor de inglés.

9616109726_7dbfe20a0f_c.jpg

Este hombre compartía en Internet los vídeos de sus abusos sexuales, y trató de sacar dinero con las filmaciones.

Los responsables de la investigación hallaron más de 20 000 fotografías y vídeos de los abusos que practicaba Huckle a los menores que fueron después compartidos con pederastas en todo el mundo a través de internet. Richard estaba haciendo una mega empresa internacional, las ganancias subían. Nadie sospechaba de un alma caritativa.

Richard decidió viajar a Londres a pasar la navidad de 2014 con su familia. Era algo habitual entre ellos, pero él tenía algunos años sin acudir a la cena. Al aterrizar en Londres, fue arrestado por la Interpol que venía siguiéndolo desde hace meses. La policía encontró en el equipaje de Huckle, un computador portátil en el cual lograron hallar cerca de veinte mil fotos y vídeos en donde se registran los abusos sexuales cometidos por Richard.

richardhuckle
Fue condenado a cadena perpetua.

Años antes de ser arrestado, Richard Huckle escribió un manual titulado “Pederastia y pobreza: una guía para el amante de niños”, en la que reconocía haber abusado de 191 niños. Incluso en una ocasión comentó en internet: “los niños pobres son definitivamente mucho más fáciles de seducir que los niños occidentales de clase media”. En otro momento presumió a una víctima: “he ganado la lotería, una niña de tres años que es tan leal como mi perro, y a nadie parece importarle”.

Es un caso de pederastia pérfido y desgarrador. El quitarle la inocencia a un menor de edad, el establecer una estrategia en la cual sistemáticamente abusas de un niño tras otro te vuelve una persona repugnante. El aprovecharse de una posición para poder dar rienda suelta a tus trastornos es deplorable. ¿Seguirá el mundo siendo testigo de tan horribles crímenes?

211 Total 1 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>