Compartir,

Posted in:

DESDE MI CLÓSET

Sé quién eres y di lo que sientes, los demás no importan.
A los que en verdad les importas, jamás los vas a molestar.

Dr. Seuss

Por Efrén Jiménez Hernández.

No existe un clóset, existen varios. La familia, la sociedad, los maestros, los amigos, pero el closet que más pesa abrir, es el de uno mismo, el atreverse a amar, a vivir, a ser tú.

Hace poco tuve la oportunidad de contarles la historia de Shair Arias, un chavo abiertamente gay que decidió enfrentar etiquetas sociales, y gracias al apoyo de su familia es la persona exitosa que siempre quiso ser. Y aunque la historia de hoy en fondo es parecida, en forma es más difícil. Gracias al machismo en el que vivimos en pleno 2017, y las ideas conservadoras de la mayoría de la gente, el salir del clóset fue más complicado para ella, a quién llamaremos Karla, ya que ha decidido dejar su nombre real en el anonimato. Aquí nos cuenta su historia.

desdeMmiCloset (1)

Soy hija de una familia tradicional, papá, mamá y cuatro hijas mujeres, con sus raíces religiosas muy arraigadas, apegados a “las buenas costumbres” en las que, el ser diferente a los estereotipos pactados por la sociedad, termina por ser un estigma.

Obviamente mi familia no aceptaba que yo como mujer, no me vistiera tan femenina.

Recuerdo perfectamente un día en un bar que cambió mi vida. Un tipo sucio, con apariencia mezquina se acercó creyendo tener derecho de intimidarme y osadamente me preguntó:

– Oye, ¿tú que eres?

No acostumbro hablar con gente extraña, en lo personal, soy muy respetuosa del espacio de cada quién, sin embargo, no dudé en defender mi espacio y responder inmediatamente:

– ¡Soy persona!, o no comprendo ¿a qué te refieres?

Eso era totalmente comprensible, tengo cabeza, orejas, ojos, nariz, brazos, lengua, piernas, cerebro, realmente no comprendía su pregunta, y seguramente mi manera tan clara de gesticular mi incomprensión sobre su pregunta, le dio por responder:

-No güey, o sea, de todo el LGBTTTI, ¿a qué letra perteneces? Es que pareces machorra viéndoles el culo a las viejas.

Y entonces todos alrededor soltaron una risa tan estruendosa, porque estaba y estoy segura de que este pendejo no conoce una sola letra de nuestro movimiento LGBTTTI, y su significado. Y ese es el problema, no saben, son corrientes, no se informan, pero a la hora de chingar son los primeros.

Y en efecto. No recuerdo más de esa noche. Acto seguido, despierto en medio de un lote baldío, no sabía bien la hora, apenas podía recordar que por mi respuesta obtuve un puñetazo en la nariz. Ahí estaba apenas consciente, con mi ropa desgarrada, golpes en los brazos y moretones en mis senos, un gran dolor en la parte baja del pecho que luego me enteré que eran dos costillas rotas. Gracias a un tipo que jamás había visto en mi vida, que en compañía de sus amigos me golpearon en un bar hasta dejarme inconsciente.

Lo doloroso no son los golpes, ni las burlas, lo que más me duele es recordar que aquella noche nadie me ayudó.

desdeMmiCloset (2)

Por mucho tiempo me he escondido de mis padres, de mis hermanos, compañeros de trabajo, vecinos y amigos porque no quería pasar por esa experiencia cada vez que me atreviera a ser quien soy. No quiero volver a sentir esa experiencia de rechazo, de odio, de vergüenza por ser yo.

Después de eso, me enteré que pronto sería la marcha del orgullo LGBTTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Transgéneros). ¡Y claro, eso es orgullo!! Jamás a mis 25 años había escuchado hablar de eso en la ciudad. No podía faltar a este gran evento. Y fue la primera vez me sentí con la libertad de vestirme como yo quería, y ser como yo soy.

En medio de la muchedumbre, me sentí apoyada, protegida, segura y arropada por gente que, sin conocerme, me tomaron del brazo y me reconocieron como una persona que ama y vive simplemente.

Aun así, resulta difícil salir de este clóset, mostrarme al mundo como soy, con todo y el miedo al rechazo de mi propia familia. Y aunque mi padre ha sido el más renuente y difícil, en mi cumpleaños reciente me regaló un par de zapatos bostonianos. Para él ha sido muy complejo entender el significado de una aceptación.

Mientras en algunos países el ser gay es un delito que se castiga con la muerte, en México ya existe la posibilidad de que personas del mismo sexo puedan casarse y adoptar; se ha convertido en una ciudad que cuenta con leyes que protegen a este sector y ha generado una inclusión muy grande y afortunada en todos sectores.

desdeMmiCloset (3)

El machismo existe en pleno 2017, y hace daño. Es peligroso y ha sido uno de los movimientos más criticados y desafiados, dándonos cuenta que a pesar de lo mucho que han cambiado nuestras sociedades, la figura conservativa de la supremacía, aún está en nuestras vidas.

Una parte del progreso social implica entender que una persona no queda definida únicamente por su sexualidad, raza o género. 
Tim Cook

293 Total 1 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>