DISFUNCIÓN ERÉCTIL

0

PRAVIA 06

Hablemos de tabús.

Por: Pravia.

Todo el mundo sabe lo que es la disfunción eréctil: cuando al hombre no se le para. Es más común de lo que parece, pero como genera mucha vergüenza, quien la padece se tarda mucho en buscar ayuda. Hay distintos factores que la pueden disparar, como diabetes, hipertensión, tabaco, alcohol, drogas, colesterol y depresión.

disfuncionRe (1)

Las causas que pueden provocarla son diversas:

Psicológicas: Son de las más comunes entre jóvenes. Puede ser por ansiedad, depresión, fatiga, insomnio, problemas con la pareja o estrés.

Vasculares: Cuando el pene no puede acumular la sangre necesaria para que se dé una erección. Se asocia con diabetes, hipertensión y alto colesterol.

Farmacológicas: Debido a la ingesta de ciertos medicamentos para otros padecimientos.

Neurológicas: Se interrumpe la transmisión de mensajes del cerebro al pene. Generalmente es debido a una lesión en algún nervio.

Obesidad: Se trata de una enfermedad relacionada con la acumulación de grasa por la ingesta de una cantidad de calorías mucho mayor a la que el organismo puede gastar. La obesidad no solo afecta a las erecciones, sino también al deseo sexual.

Para poder realizar un buen diagnóstico se necesitan revisiones médicas y psicológicas. Primero debe diagnosticarse o descartarse la psicológica, lo cual no es tan sencillo. La gran mayoría de los casos se deben a depresión, llevar una dieta sana y no caer en el sobrepeso. Las condiciones son simples, quitarse la pena, asumir y buscar ayuda profesional.

El 30% de los hombres entre 40 y 70 años la padece.

disfuncionRe (2)

También deben conocerse los fármacos que consume el paciente y su historial médico, así como su ingesta de tabaco, alcohol y drogas. La prueba “Doppler” es bastante efectiva en casos de pacientes jóvenes, pero cuando la causa no es clara se debe realizar una prueba de Tumescencia Nocturna del Pene (no es tan creepy como suena), es un estudio donde se controlan las erecciones del paciente mientras duerme, para determinar si es psicológico o de otro tipo.

En lugar de desanimarse, quien la padezca tiene que tomar cartas en el asunto. Lo primordial es estar consciente de que tiene solución y no caer en la desesperación o depresión. El hombre tiene la responsabilidad de mantenerse en buenas condiciones físicas, llevar una dieta sana y evitar el sobrepeso. Intentar tener relaciones sexuales sin tener una erección también puede ayudar.

¿Qué puede hacer la pareja?

En una relación de pareja, esta situación afecta a ambos. Debe crecer la comunicación entre los dos y la confianza. Estimular a su pareja para ayudarlo a conseguir la erección, apoyarlo en lugar de descalificarlo, y alargar el foreplay. Es imprescindible que se pueda hablar del tema, pues si se vuelve tabú todo se complica.

El 95% de las disfunciones eréctiles son curables.

tresde

La mayoría de los hombres han tenido o tendrán al menos un episodio de falta de erección en su vida, pero eso no significa que se trate de una patología. Según los especialistas, puede considerarse un caso de impotencia, cuando los episodios se prolongan durante un tiempo mayor a 3 meses, y con una incidencia de mínimo el fracaso en el 25% de las veces que se intenta mantener una relación sexual.

Existen miles de cosas para arreglar la situación y estas dependerán de la causa de la impotencia. Lo primero es dejar cualquier tipo de drogas, legales o ilegales, e ir a terapia. Según el caso, puede requerir aparatos de vacío o fármacos y en casos más extremos, cirugía. Aunque hay excepciones, en personas menores a los 40 años suele ser una condición mental, así que lo principal es aceptación y pedir ayuda. Más vale tragarse la pena a dejar de tener una vida sexual plena.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí