DISFUNCIONES SEXUALES

0

Una de las mayores preocupaciones del ser humano son las disfunciones sexuales; las cuales son situaciones que impiden que la respuesta sexual humana se realice completa, físicamente hablando, debido que hay “algo” que la interrumpe; esto conlleva el componente emocional y psicológico que consiste en las emociones que se desencadenan al sentir dicha dificultad y que fácilmente se convierte en un “no puedo”.

Por: Verónica Palomo

Ante una Disfunción Sexual (DS), lo más sencillo es seguir las reglas de nuestra cultura: “tú no tienes la culpa, funcionas bien; tu pareja es quien no puede, quien tiene el problema y, por lo tanto, te causa problemas y frustración a ti… échale la culpa y libérate tu”; pero pocas veces aparece la comprensión de “en esta ocasión, algo paso y no pasa nada”.

Hay que saber que, un cuerpo en condiciones de salud va a funcionar adecuadamente.  Responderá a los estímulos y mandará señales de lo que demanda en el momento en que así sea; recordemos que la sexualidad requiere observar otras áreas y no sólo la física o biológica, también la psicológica, social y tipo de relación de pareja. Y es en la búsqueda de estas partes en donde se encuentran las principales causas de las disfunciones sexuales, llámense como se llamen.

Aunque sonrías, las emociones se asoman, aunque las quieras disimular.
Aunque sonrías, las emociones se asoman, aunque las quieras disimular.

LO BIOLÓGICO PUEDE ESTAR DENTRO DE LO ADECUADO PERO EL CUERPO NO REACCIONA, SE LIMITA, SE LE “CORTA LA CORRIENTE, SE DESCONECTA”, ESTE ES EL MENSAJE QUE REQUERIMOS PARA SABER QUE, ALGO MÁS NO ESTÁ FUNCIONANDO EN ARMONÍA.

En la relación con la o las parejas hay situaciones conflictivas que hacen que, si conscientemente no lo comprendes, tu cuerpo lo traduzca en mensajes como: “podrás mandar en mi vida pero no en mi cuerpo”, “te quiero pero me tienes harta/o”, “estoy cansado/a de tus tratos”, “tengo más hambre que ganas, necesitamos dinero”, “necesito que me comprendas, que estés conmigo pero no así”, “esto no era la sorpresa o regalo que me imaginaba”, etc.

Para quienes sean evidentes los problemas en su(s) relaciones, será sencillo identificar la razón que desencadenó la DS pero para quienes consideran que su relación va de maravilla, les constará entender un poco más y llegar a la conclusión de que su dinámica de pareja está en desarmonía y que si conscientemente no lo reconocen, su cuerpo lo está expresando sin reservas, sin tener en cuenta el qué dirán ni nada más que la consciencia suele tener como justificantes.

Cuando una persona presenta una DS nos hace evidente la necesidad de explorar su vida de pareja actual y pasada, el número de parejas que ha tenido, el cómo se relaciona con ellas, cómo y en qué situaciones se dan sus relaciones erótico–sexuales  y toda la información que concierna a la vida en pareja, formal, informal o extra–pareja; Independientemente de que su estado civil sea la soltería, matrimonio, concubinato, sociedad de convivencia, etc.

Las estadísticas indican que la debilidad de la potencia sexual afecta a más de 156 millones de hombres en todo el mundo.
Las estadísticas indican que la debilidad de la potencia sexual afecta a más de 156 millones de hombres en todo el mundo.

Recuerda que, lo que no expresas o reconoces, tu cuerpo lo refleja; aunque sonrías, se nota tu tristeza; aunque presumas… tu insatisfacción se hace evidente; las emociones se asoman aunque las quieras disimular.

Verónica Palomo Martínez.
Medicina General (UAG).
Sexología Educativa, Clínica o Sexoterapia / Sensibilización y Manejo de Grupos. (Imesex).
E-mail: veronica.palomo.martinez@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí