ABSINTHE

El Absinthe y el Arte

0

PRAVIA 0

Por: Lise Robert

Se le puede decir de mil formas, pero su historia es la misma. El absinthe, absenta o ajenjo es un licor preparado con la planta del mismo nombre , junto con anís verde e hinojo. Originalmente se le añadía  metanol, que se volvió popular  principalmente en Francia en el siglo XIX, aunque se sabe que los egipcios ya usaban esta planta para fines medicinales desde el 1600 AC.

Ninguna otra bebida tiene una historia tan romántica y controversial:

En la segunda mitad del siglo XIX y los primeros años del XX, los artistas bohemios –principalmente franceses- como los impresionistas Toulouse Lautrec, Degas, Manet y  Gauguin, los poetas Rimbaud y Baudelaire y otros grandes exponentes como Van Gogh, Hemingway, Modigliani y Oscar Wilde hacían de este licor -conocido también como “ hada verde”- la musa para su inspiración creativa y sus intercambios artísticos e intelectuales. Beber absinthe en ese entonces era un ritual, un acto casi místico. El absinthe fue el verdadero protagónico de La Bella Época francesa, resultaba imprescindible en los cafés de Montmartre del siglo XIX. Su leyenda se forja en sus aparentes capacidades de alterar la mente y las percepciones, permitiendo así una expresión artística exacerbada.

Se podría decir que estos rebeldes artistas pertenecían al anti-establishment de esa época, lo que suponía un peligro para el orden social conservador. Esto aunado al contenido de metanol, generó la prohibición de esta bebida, catalogándola de peligrosa, adictiva, psicoactiva y generadora de trastornos mentales. Sin embargo, su ilegalidad duró muy poco, al comprobarse que la mayoría de estas acusaciones eran falsas. Hoy se puede encontrar en prácticamente cualquier país.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí