Compartir,

Posted in:

ANTES DE SER EL “NOU CAMP”

La historia de la guarida de la Fiera

Antes de haber césped y porterías, en el terreno donde hoy está el estadio León se cultivaron chiles, papas y trigo.

Por Redacción Pravia.

En 1881 el terreno de casi 30 hectáreas era parte de la ex Hacienda de San Juan de Otates y propiedad de la Federación. Pero a principios de ese mismo año, la Secretaría de Relaciones Exteriores autorizó que el predio se otorgara a José Pons, de nacionalidad francesa.

El terreno colindaba al norte con el Camino Nacional que conducía a la Ciudad de México, conocida también como carretera Panamericana, ahora bulevar Adolfo López Mateos y al sur con el terreno conocido como El Tlacuache, en la calle Nicolás Ollate, hoy bulevar Mariano Escobedo.

estadioLeon (1)

Durante 39 años, el predio se utilizó para sembrar diferentes alimentos. Pero en abril de 1920, el señor Pons escrituró el predio bajo la razón social José Pons y Compañía. Un año después, realizó la segunda inscripción del terreno denominado Manzanares.

El Gobierno del Estado compró el lugar en 38 mil pesos de aquella época.

40 años después, el entonces gobernador Juan José Torres Landa, donó parte del terreno a las fiestas de enero para ascenderla a la categoría de Feria Estatal, predio que hasta hoy ocupa junto a la Exposición Ganadera. Pero el resto de las tierras se convertirían en un Club Social y Deportivo. Fue entonces cuando el Gobierno realizó el contrato de compra-venta con el Club Social y Deportivo León A.C. al que le cedió el predio en 50 mil pesos.

EL 18 DE AGOSTO DE 1965, INICIÓ LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADIO QUE SE INAUGURÓ EL 4 DE FEBRERO DE 1967 CON UN COSTO DE 12 MILLONES 500 MIL DÓLARES.

El constructor del estadio fue el Arquitecto Manuel Ortega Barrueta. El acta de la donación como presidente del club la firmó el empresario zapatero Alfonso Sánchez López, quien también fue aval del proyecto, para que la constructora jalisciense Arva construyera el inmueble.

estadioLeon (2)

La obra se financió con la venta de palcos y plateas, y era tal el interés de los leoneses por cooperar, que en un día se vendió el 40% de las localidades. Al año siguiente de haber sido inaugurado fue una de las sedes del Torneo Olímpico de 1968.

Sin embargo, no todo era miel sobre hojuelas, el Club estaba endeudándose por todos lados hasta que el 20 de octubre de 1978 la Tesorería Municipal de León giró el acta de embargo contra Club Social y Deportivo A.C. por faltas al Fisco Municipal. Los miembros de la Asociación Civil no pagaron las obras de urbanización ni las obras del colector pluvial del bulevar Adolfo López Mateos. Además, no estaban al corriente con las cuotas obrero patronales del IMSS.

En total, por urbanización y por el colector pluvial, el adeudo era de un millón 931 mil 127 pesos ocasionando el embargo del predio de lo contrario intervendrían las taquillas del estadio. El predio debía además impuestos del convenio de derechos de propiedad.

Entonces aparece nuestro gordito favorito. El 10 de septiembre del 2000, Roberto Zermeño Vargas y Roberto Zermeño Reyes, presidente y vicepresidente del club respectivamente, se reunieron en la asamblea general extraordinaria de asociados, en la que les concedieron autoridad para realizar el contrato de fideicomiso irrevocable en favor del Municipio de León.

Futt León; sociedad creada por Zermeño, aportó al fideicomiso el certificado de afiliación del equipo de futbol León.

Dentro de las cláusulas del fideicomiso los involucrados establecieron que a Zermeño se le daría el uso, los frutos y aprovechamiento del certificado de afiliación del equipo de futbol León, del estadio y sus áreas de estacionamiento hasta el año 2000 que podría renovarse. Además, se acordó que el Municipio daría un apoyo económico para cubrir los impuestos por concepto de espectáculos y festejos públicos.

El avalúo expedido resultó en un valor de 45 millones 741 mil 373 pesos entre el predio y el estadio.

Con el equipo León en primera división, Zermeño Vargas representante del Club Social y Deportivo León A.C. vendió el Club a Carlos Ahumada, el 6 de junio de 2002. Y como representante de ambas asociaciones, Ahumada se compró a él mismo la fracción de terreno del Club Social y Deportivo A.C. por la cantidad de 60 millones de pesos.

Sin embargo, todos conocemos la historia, Carlos Ahumada terminó en la cárcel por fraude y llegarían los intereses políticos. Al asumir la alcaldía en octubre de 2012, Bárbara Botello ordenó realizar la primera escritura pública constitutiva del estadio.

estadioLeon (3)

Pero luego de cuatro años de litigio, un tribunal confirmó el 9 de septiembre de 2015, la sentencia que ordenó al Gobierno Municipal, devolver el Estadio León a Roberto Zermeño Reyes y a su socio, el empresario Héctor González González. Después de perder los dos litigios, el Municipio decidió jugar su última carta en un juicio de amparo ante un juez federal para mantener la propiedad del estadio León.

HASTA EL DÍA DE HOY NO SE SABE A QUIÉN LE PRETENECE EL NOU CAMP DE LEÓN. LOS MAGISTRADOS DEL PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL TOMARON LA DECISIÓN DE APLAZAR UNA VEZ MÁS EL LITIGIO POR EL ESTADIO TRAS LA SOLICITUD DE AMPAROS HECHAS POR DUEÑOS DE PLATEAS Y PALCOS DEL INMUEBLE.

505 Total 4 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>