EL ABRAZO DE LA SERPIENTE

0

Por: Miguel Gómez del Campo.

El Abrazo de la Serpiente ofrece una nueva visión del efecto del colonialismo sobre la cultura indígena, a través de dos historias paralelas que suceden con 30 décadas de diferencia (concretamente en 1901 y 1940).

Esta bella película ha recibido un importante reconocimiento en el reciente Festival de Cannes, donde ha ganado el Art Cinema Award de la Quincena de Realizadores, y ésta semana fue nominada al Óscar a Mejor película extranjera. Es una buena noticia para el cine colombiano y latinoamericano, que dará origen a un renovado entusiasmo por el cine en el medio local.

abrazoserpiente2

En El Abrazo de la Serpiente, el personaje fundamental es el río, representado en el nombre mismo del filme, como la serpiente, un ser mítico que abraza con su energía cíclica, que acompaña al hombre amazónico en su vida entera. En esta tierra de selvas impenetrables, los ríos son los caminos y cualquier viaje de carretera es una jornada que se desliza en largas canoas, a punta de remos y de paciencia. En esta película, filmada en blanco y negro, se hace un homenaje a los caminos de la selva amazónica y a los hombres de raza tikuna, kubeo, huitoto y ocaina, que antaño surcaron esas aguas.

abrazoserpiente

Se narran a base de poderosas imágenes más que de palabras, las historias paralelas de dos científicos y exploradores extranjeros, que recorrieron esos ríos y esas selvas con la ayuda de sus habitantes, con ánimo de revelar al mundo sus misterios y de acercarse a su cultura y a sus prácticas de sanación y de chamanismo, basadas en el empleo de sustancias alucinógenas, derivadas de las plantas de la región.

La cinta está cargada de diversidad cultural que mezcla dos extremos de las culturas enfrentadas: Por un lado, la visión científica, exploradora, bien intencionada, curiosa, del establecimiento del culto occidental.  Del otro lado, la visión mágico-iluminada-chamánica, culta, respetuosa y temerosa, del indígena que es maestro y guía. Ambas visiones se comunican en busca de una mítica planta alucinógena y viajes desfasados cuarenta años en el tiempo, en los cuales los dos exploradores extranjeros se hacen acompañar de indígenas, personificados por actores nativos, en actuaciones de gran nivel.

abrazoserpiente3

En el viaje, poderosamente acompañados por fotografías de impacto, los espectadores sentimos a los ríos, en verdad, como serpientes míticas que nos abrazan y nos hacen especular y soñar con una diversidad cultural respetuosa, con una sostenibilidad que admire y aprecie, sin destruir, esas impenetrables selvas y esos ríos que las surcan.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí