MAQUILLAJE EN ACCIÓN: GRANDES TRANSFORMACIONES

0

PRAVIA 14 (noviembre – diciembre 2014)

Por: Omar Padilla.

Desde los inicios del cine, el maquillaje ha sido parte fundamental para la realización de películas. Si bien no en todas se requiere de un intenso y excesivo trabajo como en algunas otras, es siempre indispensable para la caracterización, por más mínima que sea.

De vez en cuando aparece una película en la que el actor requiere pasar por una completa transformación física para lograr la apariencia que el personaje necesita. El actor tiene que someterse a varias horas de aplicación al maquillaje en las que puede incluir prótesis o cambiar desde el color de la piel hasta la edad, incluso el género sexual o la especie. Cuando ésta es la situación aparece el Departamento de Maquillaje al rescate, donde algunas veces (y otras no),  crean la magia que deja huella de memorables e inolvidables personajes.

Obviamente uno de los géneros que más requiere de la colaboración del DM es el de horror. La mayoría de las veces, son los villanos los que tienen que someterse a largas jornadas en el banquillo para lograr esa apariencia misteriosa, terrorífica o desagradable. ¿Pero quiénes son los actores que están detrás de estos personajes? ¿Cómo lucen? ¿Quién les da vida a esos terribles asesinos? He aquí algunos que quizá reconozcas y otros que te darás cuenta que en realidad no lucen tan malos como parecen:

Freddy Krueger – Robert Englund (A Nightmare on Elm Street)

Todos conocen al hombre del sweater rayado con el guante de cuchillos, pero lo que más impresionó de este personaje fue el desfiguramiento facial a causa de haber sido quemado vivo. El creador David Miller investigó quemaduras de la vida real para darle más autenticidad a su trabajo.

Pennywise – Tim Curry (It)

Quizá este no haya tenido que pasar por arduas horas de maquillaje tan complicado como otros villanos, pero lo que sí es seguro es que lograron crear un personaje que si quitó varias horas de sueño.

Drácula / Mason Verger – Gary Oldman (Drácula / Hannibal)

Si de por si este gran actor es un camaleón sin necesidad de maquillarse, no cabe duda que Gary Oldman fue la mejor elección para caracterizar al misterioso conde que además ganó un Oscar por mejor maquillaje en la gran película de Francis Ford Coppola. Además fue el mismo maquillista Greg Cannon con quien volvió a trabajar el actor en la cinta de Ridley Scott “Hannibal” donde dieron vida al único sobreviviente del escrupuloso asesino, el Dr. Lecter.

Ahora que están tan de moda las películas de súper héroes ya que atraen demasiada audiencia, no solo los efectos especiales tienen que ir a la vanguardia, pues el maquillaje ha tenido que ir evolucionando notoriamente.

Hellboy – Ron Perlman (Hellboy)

El demonio nazi reformado con cuernos recortados y una mano de piedra fue un poco más fácil de crear gracias a una máscara que aún conservaba el actor de la famosa serie de televisión Beauty and the Beast. Aun así, fue una grandiosa labor que incluyó piezas prostéticas de espuma y aunque el personaje sea vea rojo, utilizaron cuatro colores diferentes para darle una imagen más sombría.

Mystique – Rebecca Romijn (X-Men)

Una excelente transformación de la hermosa actriz donde pudimos apreciar su escultural cuerpo pintado de azul. Rebecca tenía que pasar de siete a ocho horas diarias antes de rodar sus escenas preparándose para dar vida a la mutante metamórfica.

The Joker – Heath Ledger (Batman: The Dark Knight)

El mayor némesis de ciudad gótica estelariza dos de los largometrajes que se han realizado para la pantalla grande del héroe de la DC Comics. La primera muy al estilo de Tim Burton y apegado a las historietas de los años cuarenta. La segunda una versión más oscura y realista protagonizada por Heath Ledger. Se ideó una nueva tecnología basada en silicón estampado que era más fácil de aplicar y más ligero para el actor.

Y no solo en las cintas de ciencia ficción podemos deleitarnos con el gran trabajo de los maquillistas. En algunas ocasiones puede ser sencillo pero bastante significativo como en el caso de William Wallace en Brave Heart protagonizada por Mel Gibson. Utilizaron pintura azul para realzar el efecto dramático de los guerreros escoceses. También se ha utilizado para cambiar el género como en el caso de Tootsie o Mrs. Doubtfire, en donde Dustin Hoffman y Robin Williams respectivamente tuvieron que cambiar algo más que sus ademanes. Ni que decir de la transformación de Charlize Theron en Monster, uno no reconocía a la bella Sudafricana gracias al excelente trabajo de Toni G, quien aplicó gelatina a los párpados de Theron para causar una caída, perfeccionando la permanente mirada cansada del personaje.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí