Enrique Metinides: tragedia y arte a través de su lente

0
Enrique metinides principal

El fotoperiodista mexicano trabajó durante medio siglo capturando asesinatos, accidentes automovilísticos, explosiones y más desastres de cualquier índole

Muchas veces, retratar la muerte y difundirla es un trabajo por demás criticado. Bajo el argumento de que es un insulto a quienes están siendo retratados como a la familia de los involucrados, quienes se dedican a esta labor prefieren mantenerse bajo el anonimato. Sin embargo, hay un fotógrafo que se dedicó a esto durante cincuenta años y vale la pena hablar de él. Su nombre es Enrique Metinides.

Apodado “El Niño”, debido a que solo tenía 11 años cuando publicó su primera fotografía tomada con una cámara Brownie, la carrera de Enrique Metinides se caracteriza por el uso de recursos artísticos a la hora de capturar los desastres eliminando el morbo y tabú que ha habido.

Enrique metinides

Siempre ha sido gran admirador del cine, sobre todo de las películas de Hollywood. Por esta razón, describe a esta industria estadounidense como su principal influencia para los encuadres de su obra. “Pienso que el cine y la luz de esas películas fueron lo que más me impactó. A veces fotografiaba alguna tragedia en la ciudad y me preguntaba si estaba en México o en alguna de esas películas”, declaró en una entrevista realizada en 2011 por Trisha Ziff.

Durante su carrera como fotógrafo, él y su cámara fueron testigos de cualquier tragedia que se presentara en la Ciudad de México: explosiones, accidentes automovilísticos, asesinatos, balaceras, etc.  No solo observaba los desastres que tuviera que cubrir, sino también a las personas que también se encontraban en la escena, viendo sus miradas de horror, curiosidad, tristeza, desesperación.

Enrique metinides

En realidad, encuentra Metinides mucha más fascinación por toda la gente alrededor que la escena en sí. “Si me preguntan porque miran, es porque sienten alivio de que son los testigos y agradecen que no son la víctima, o su curiosidad es simple fascinación por la muerte”. 

Te puede interesar: Romualdo García: el fotógrafo mexicano de los muertos

En 1979, capturó un momento que se convirtió en su trabajo más reconocido: “Adela Legarreta Rivas atropellada por un Datsun”. Desde el primer momento en que se ve esta fotografía, te provoca desconsuelo por la posición en que se encuentra la periodista sin vida. El encuadre parece ser sacado de una película de acción de la época, demostrando la influencia que Metinides tuvo por todas las cintas hollywoodenses.

Enrique Metinides (adela legarreta)

Sus fotografías han sido expuestas alrededor del mundo: Casa Madrid, en España; The Photographer’s  Gallery, en Londres; la Galería Anton Kerr, en Nueva York y la Central de Arte Guadalajara, entre otros.

Así es el trabajo de Enrique Metinides. Doloroso, trágico, triste, pero siempre artístico. Con su cámara retrató para siempre el contexto de la época y las miradas y expresiones de las personas que tomaron lugar en un accidente o que se acercaron a observar la escena con curiosidad.

Enrique metinides

Si quieres conocer más de su trabajo, haz clic aquí.

Fuentes:

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí