Compartir,

Posted in:

LOS TEMPLES EN LA ROMA Y ¿THE JESUS AND MARY CHAIN EN LA CONDESA?

Sonidos Reciclados

PRAVIA 18 (Julio – Agosto 2015)

Por: Oliverio Pagola

La invitación estaba ahí, no teníamos nada que perder. Jeremías venía del otro lado del Atlántico y había que aprovechar el poco tiempo y rockear un poco por la Ciudad de México. Mucho rock esa semana, el mote de Rocktubre estaba siendo desbancado en pleno mes de mayo.

Por un lado, Noel Gallagher nos visitaba con su última placa de estudio, acompañado de sus High Flying Birds. The Jesus and Mary Chain, gran banda de culto de los años 80’s, influencia de muchas bandas a lo largo de más de 30 años, también nos deleitaba con su rock crudo, disonante, energético, directo y a oscuras…Sí. Un colega que ha desfilado por bandas emblemáticas del rock nacional, me decía en plena presentación del Psycho Candy, y que estaban interpretando fielmente de principio a fin como si fuera 1985, solo que en vez de hacerlo en algún bar de Londres, en plena colonia Condesa de la Ciudad de México en el 2015: …”y lo mejor de todo es que no se ven”, y si, en efecto, la mezcla oscura del sonido, envueltos en ropa negra cada uno de ellos y las luces jugando a esconderlos, en verdad que era un placer poder ver (sic), y escuchar más bien, a bandas que hicieron y patentaron un estilo propio en la era post punk de los Sex Pistols y que hoy suenan tan vigentes.

Pero antes, sólo unos días antes también se presentaban Los Temples en la colonia vecina dando a conocer su disco Sun Structures. Estos veinteañeros son como clones de una mezcla que sólo podría darse en Londres y sus alrededores.

Parecería que ahí nacen con un chip integrado que te carga de toda la mejor música para poder reinventarla 30 años después. A pregunta expresa entre frutas, vino, emparedados y un poco de mezcal en el camerino post concierto, el bajista de la banda -un ser que por demás me recordó a Bowie por su androginia- me decía que sus grandes influencias eran Pink Floyd y Led Zeppelin. Sin duda, no erraron en las influencias, pero lo que si no reinventaron fueron las grandes fiestas que solían dar esas bandas post conciertos. O por lo menos así lo imaginábamos que pudieran ser.

Estaba más cerca de una escena de Wayne´s World cuando aparece el cameo de Alice Cooper, platicando de historia de los Estados Unidos, que de un encuentro casual de excesos en un camerino de una banda que emula en todo, y le sale bien, a bandas de alto calibre de la plena era de la explosión del rock pesado, psicodélico y crudo. Me quedo con el concierto, definitivamente una gran noche de rock en la Roma.

“I’m so happy ‘cause today I found my friends.
They’re in my head”
Nirvana, Lithium.

1514 Total 6 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>