Compartir,

Posted in:

¿Quién fue ADRIANA CARMONA POSADAS?

Amor en las texturas de sus óleos

Por Miguel Gómez del Campo.

Una artista inconfundible, sin igual en la elegancia de sus texturas y la intensidad del manejo del color, esa forma de utilizar el óleo –acabado pastoso y un tanto áspero–, pero que a la vez se mantiene fresco a pesar del transcurso del tiempo.

Colores vibrantes, escenas nostálgicas, retratos que capturan expresiones faciales que van de la tristeza profunda a lo críptico. Ella creó a través de su obra mundos donde el contraste en la forma y el onirismo de las figuras se concentran en pinturas que trascienden la temporalidad.

adrianaCarmona (4)

Se dice que no deberíamos confiar en los historiadores. Ellos tienen el poder de moldear la memoria colectiva a su entender y logran transformar cosas que no sucedieron para hacer más relevantes e interesantes algunas historias olvidadas por distintos motivos; principalmente en el arte. Afortunadamente para nosotros, nos encontramos con un talento olvidado. A palabras de su hijo, Miguel Hernández Carmona, pudimos conocer la obra imponente de su madre, Adriana Carmona Posadas.

Nieta de la grande e inigualable María Izquierdo -la primera mujer mexicana en exponer su obra en el extranjero- Adriana, al igual que su abuela, desafió los estándares sociales de su época generando un estilo personal, haciendo más representativas sus pinturas en un México en donde, como su abuela un día enunció: “aquí es delito ser mujer y tener talento”.

Pretendió mostrar en sus paisajes un México lleno de color. Por medio de sus pinturas vivas y espontáneas, nos muestra un mundo íntimo, secreto y telúrico. Usando fundamentalmente en su obra distintos personajes como sonrientes flores, retratos, paisajes, ágiles ojos, sólo por mencionar algunos. Las escenas con flores y de mujeres no son exclusivas de la obra de Adriana Posadas, sin embargo, lo que ella trata de plasmar es la parte humana de las historias, gente que sonríe, aunque esté triste, mundos que se pierden, pero siguen aquí, miradas buscando algo.

adrianaCarmona (3)

Siempre acompañada de café y cigarro, Adriana pasaba algunas horas atendiendo el hogar y lo que restaba de su día se la pasaba en su taller donde no solamente pintaba, también fue una gran escritora. Siempre le gustó la cultura, enseñar y aprender. Fue maestra de artes, expuso en el Museo de la Ciudad y la respaldan casi 400 obras desde 1993 a 2006.

SOLITARIA Y EN FRAGMENTOS

“Como una sombra en la nieve,
como un murmullo ancestral…,
como el ave perdida
en una silente estrella de cristal.

Solitaria y en fragmentos
se desplazaba mi alma
a cualquier lugar;
no encontraba el dulce eco
que le pudiera acompañar.

Siguió su curso la vida,
y en esta alma, lejos de todo mirar;
viajó por los viejos caminos;
sin volver el rostro atrás”.
-ADCAPO.

Su obra es vasta, en momentos precisa y de trazos simétricos. Es rica en imágenes apoyadas en la tradición popular mexicana, además de tener una relación con la expresión del ser, con las miradas profundas y con el sentido místico de las cosas.

También expresa su interés por la cultura mexicana poniendo objetos simbólicos como instrumentos de barro, árboles, ángeles, raíces y obviamente la mujer representando la fuerza de nuestra cultura. Esferas, colores, oscuridad. La fantasía juega un papel importante en su obra al igual que la representación de la soledad, mundos mágicos que parecen interminables.

Un cuadro sin misterio, sin cierta magia, es sólo una fotografía iluminada. Adriana Posadas creía que la pintura tenía una capacidad única y especial para develar los misterios, para abrir una ventana a la imaginación humana, era lo que en realidad le daba sentido a su obra.

Esta obra es sin duda significativa para la cultura mexicana por lo que siempre quiso reflejar a pesar de la poca difusión que tiene, pues representa lo que es México a través de sus colores, figuras, texturas, objetos, personajes y temas. Si bien cada quien tiene su propia concepción de nuestro país, muchos de sus elementos como las fiestas populares, ofrendas, frutas y paisajes nos acercan a la cultura popular y nos dan identidad.

México es mucho más que un puto muro, somos más que un niño indígena, una mujer con vestuario típico o jarrón de barro; lo cual no significa que el esfuerzo de Adriana Posadas no haya sido importante, es simplemente que México no podría ser representado en su totalidad por la obra de ningún artista. El arte es precisamente para conocer, acercarse a lugares, a ideas y a personajes que probablemente de otra manera no tendríamos acceso. Ayuda a ver la realidad de una forma distinta.

Quienes hemos tenido la oportunidad de ver su obra, somos testigos de su lucha por la difusión del arte mexicano, su criterio en cuanto a los cambios sociales, y la relación que mantenía con el arte, la cultura y cada una de sus creaciones. Sin embargo, cada persona tiene su percepción de la realidad. México es lo que vemos en la calle, lo que comemos, las personas que vemos, cómo nos comportamos, cómo nos vestimos, cómo hablamos, cómo olemos.

adrianaCarmona (2)

Es enriquecedor conocer otras realidades, para contrastarlas y ampliar nuestra visión del mundo. Adriana Carmona Posadas expuso por última vez la serie “ÓLEOS” en el Museo de la Ciudad de León, en el año 2002 antes de que la hipertensión le impidiera seguir produciendo. En mayo de 2006 dejó de pintar para siempre.

ESENCIA

“El silencio…
Es el más allá cercano,
es la paz sonriente,
es… el calor del frío”.
               -ADCAPO.

488 Total 1 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>