Compartir,

Posted in:

ASMR. Ese extraño placer cerebral.

 Un fenómeno desconocido y que prácticamente no ha sido objeto de estudio.

Por Brenda Muñoz.

¿Alguna vez escuchaste un ruido que te hiciera parpadear y tensarte extasiado al mismo tiempo? O al ver cómo alguien escribía, un visual que te causara sensaciones extrañas en el interior. Inexplicable ¿no?

Hace unos años en el extenso mundo de internet nació una nueva tendencia en videos dedicada a estimular mentes con sonidos tan cotidianos para brindarnos algo extraordinario. Se le conoce como ASMR (Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma).

Es peculiar que de hecho muchos habíamos experimentado por medio de sonidos que nos gustan, susurros, goteo, o sonidos tenues con un fondo de silencio perceptible al oído y estimulantes que en ocasiones genera un cosquilleo en la parte de atrás de la cabeza. Es como un ligero masaje que relaja.

asmr1

Es perfecto para aliviar la ansiedad y el estrés del día, o si tienes problemas para dormir.

Su origen exacto fue en foros Steady Health en 2007 bajo el post: “sensación extraña, se siente bien”. Con el paso del tiempo miles de personas se sumaron atribuyendo sus experiencias, después lo llamaban “orgasmo de cabeza inducido por atención” (AIHO). Pero fue hasta febrero del 2010 que Jennifer Allen Acuña establece el nombre oficial a: ASMR. En abril de ese mismo año se celebró el primer evento relacionado al ASMR llamado “Hug Your Brain Day”.

Es genial que la cultura de internet ofrezca esta clase de estímulos craneales, se encuentran diferentes canales en YouTube dedicado al ASMR, incluso existen videos desde susurro, conversaciones, los sonidos de la boca o comiendo algo llamados “mouth sound”, “tapping”, “scratching”, “hands sounds”, y los “roleplay” como asistir al médico o los sonidos en una barbería) son los más comunes, llamados detonantes.

¿Qué se siente?

Como antes hemos detallado se trata de una sensación extremadamente relajante, una paz sensorial intensa y una irresistible sensación de hormigueo/cosquilleo a través del cuero cabelludo y a veces la columna vertebral. Se siente como si se inyectasen pequeñas dosis de placer relajante en el cuerpo. La intensidad de la sensación es variable y tiende a desaparecer tras unos segundos.

Los espasmos placenteros pueden repetirse a intervalos de pocos segundos durante todo el tiempo que dura la exposición a lo que provoca ASMR (ya sea una persona, una voz, un sonido, la observación atenta de una actividad, un vídeo, etcétera). La experiencia va acompañada de una sensación de enorme placidez.

Ahora, no todos reaccionan a los mismos detonantes, puede que te guste más observar acciones lentas, suaves, agradables a la vista o los sonidos y aun en ambos tipos, solo algunos de ellos. Por las variables que existen, muchos en la comunidad del ASMR te invitan a experimentar todo para que así encuentres tu detonante.

Sientas o no las cosquillas craneales, tal vez te guste el ambiente calmado que presentan
y te ayude a relajar un poco.

asmr2

A la espera de que la ciencia aporte algo de luz y una explicación plausible al fenómeno ya hay quien está empezando a valorar el potencial del ASMR como técnica relajante. Mucha gente que lo experimenta dice que los vídeos ayudan a dormirse o a reducir la ansiedad, dejando un interesante campo a explorar acerca de las posibles aplicaciones terapéuticas del ASMR como posible alivio natural para el estrés, insomnio o la ansiedad.

1096 Total 7 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>