Compartir,

Posted in:

¿Bebés de Piedra?

De un embarazo ectópico, con el objetivo de jamás abandonar el cuerpo

Hay bebés que nunca nacen…

Por Sac Saucedo.
@sacsg

El término “Bebé de piedra”, hace referencia a los fetos que se quedaron dentro del organismo de la madre implantados en algún lugar de la parte abdominal menos en el útero, que con el paso de los años se calcificaron y se quedaron ahí por mucho tiempo.

Su nombre proviene del griego “Litho” que significa piedra, y “pedión” que significa niño. Litopedio”, litopedion” o litopedium” es como se le ha nombrado a un embarazo que sucedió afuera del útero y que se ha calcificado después de varios años.

BebesDePiedra (5)
Todo ocurre cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero, especialmente en la trompa de falopio. Hoy en día hay tratamientos no invasivos dependiendo el avance y la etapa del embarazo.

El proceso comienza cuando un embarazo ectópico no es detectado, por lo que el feto sigue creciendo hasta que muere. Después de la muerte fetal, los tejidos se deshidratan y el calcio se va infiltrando poco a poco. Entonces inicia el proceso de calcificación. La calcificación sucede por vía subcutánea, es decir; por debajo de la piel, y se envuelve en tejido cicatricial pues el sistema inmunológico de la madre lo detecta como un intruso.

El “litopedion” puede producirse a partir de la semana 14 de embarazo, pero para que quede totalmente calcificado, toma bastante tiempo en lo que los tejidos mueren y se deshidratan hasta acumular suficientes depósitos de calcio. Es un fenómeno raro que ocurre aproximadamente una vez cada 25 000 embarazos; según un artículo científico divulgado por el Hospital Claudio Vicuña de San Antonio, en Chile.

El término de “litopedio” fue acuñado por primera vez en un tratado de cirugíaa del médico árabe Abul-Qasim Khakaf ibn al Abbas al Zahravi, más conocido como “Albucasis” en el siglo XI. Desde el siglo pasado se han encontrado varios casos de litopedion en excavaciones arqueológicas. El primer caso data del 1100 a.C, y fue descubierto en los años 90 por el profesor Leland Bement, quien en un principio creyó que los restos eran de una madre embarazada con un feto momificado, hasta que, en una inspección posterior, los patólogos Christine y Bruce Rotschild confirmaron que se trataba de un litopedion.

Hay menos de 300 casos registrados en la literatura médica a lo largo de 400 años.

En el siglo XXI se han reducido los casos de bebés calcificados gracias a los avances médicos, no obstante, aún ocurren, sobre todo en entornos rurales en donde no hay acceso a los servicios médicos. El caso más reciente sucedió en Colombia, en el Hospital de Tunjuelito en Bogotá. Una mujer de 86 años acudió al médico con un fuerte dolor abdominal, que fue diagnosticado en un principio como gastroenteritis, sin embargo, los doctores notaron algo muy raro, por lo que enseguida pensaron que se trataba de cálculos biliares, pero luego se decidió llevar a cabo una radiografía y gracias a esta, encontraron al bebé de piedra.

BebesDePiedra (4)

Este padecimiento es tan raro que sólo se conoce a través de contadas referencias de viejos textos médicos.

NO HAY DE QUÉ PREOCUPARSE

La litopedia es un fenómeno silencioso, pues no causa dolores hasta después de tiempo. Sin embargo, no hay de que preocuparse, pues para que esto ocurra, se necesitan algunas condiciones previas:

1) Embarazo extra-uterino;
2) Muerte fetal despuésés de 3.5 meses de embarazo;
3) El huevo debe ser estéril;
4) No haber dignóstico precoz;
5) Permanecer en condiciones asépticas (no tener gérmenes que provoquen una infección);
6) Deben existir las condiciones locales para el depósito de calcio.

Vía:
Bebés y más

591 Total 1 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>