COCO CHANEL: El comienzo de una revolución.

0

Gabrielle Bonheur (Coco Chanel), fue una mujer revolucionaria que inspiró a centenares de diseñadores, así como a la sociedad en general. Al pensar en ella, las primeras palabras que me llegan a la mente son clase y elegancia. Las fechas y edades son inciertas en su mayoría, ya que Chanel inventó historias sobre su vida durante años, siendo consecuencia de la profunda marca de abandono que le dejó su padre.

Por: Yal Monzón.
/YalMonzón

Gabrielle nació en Saumur, Francia un 19 de Agosto de 1883 en el “Hospicio General” situado muy cerca del domicilio de los Chanel. Su madre, Eugénie Jeanne Devolle, mujer dócil y sumisa era campesina y su padre Albert Chanel, mujeriego e irresponsable, era un vendedor ambulante que recorría los mercados del país. Antes del nacimiento de Coco, el matrimonio ya contaba con Julia Berthe (1882-1912), y a pesar de la condición precaria en la que se encontraban tuvieron a Antoinette (1887-1920), Alphonse (1885-1953), Lucien (1889-1941) y Augustin, quien falleció el mismo día de su nacimiento, en 1891.

Al cumplir los 12 años, Coco sufrió la pérdida de su madre la cual contaba con tan sólo 33 años, fallecida por una larga enfermedad. Su padre dio en adopción a sus dos hijos varones y llevó a sus tres hijas al monasterio del poblado francés Aubazine, en el distrito de Corréze, en donde tuvieron una educación muy estricta; siendo el planchar, el bordar a mano y el coser, sus labores principales. Coco jamás le perdonó éste acto a su padre.

Su padre la entregó a las monjas del monasterio donde pasó los siguientes seis años aprendiendo a coser.
Su padre la entregó a las monjas del monasterio donde pasó los siguientes seis años aprendiendo a coser.

Durante mi infancia sólo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida, aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Sólo el orgullo me salvó. – Coco.

Su estancia en el orfanato fue muy difícil, lo cual formó a Coco como una mujer dura y rebelde, provocando problemas constantes con el personal y compañeras. Después de cumplir los 18 años, Coco fue trasladada a un internado religioso cerca de Notre Dame donde conoció a su tía Adrienne apenas 2 años mayor que ella, convirtiéndose en su cómplice y eterna amiga.

Mientras trabajaban en una sastrería en Moulins, donde la paga era mala y el trato peor, algunos clientes las invitaron a La Rotonde”, un café-concert donde Coco quedó encantada con el mundo del espectáculo y se subió a cantar a pesar de que lo hacía bastante mal. Muchas personas importantes en la industria de la moda han mencionado que el sobrenombre de “Coco” llegó en esta época, puesto por algún cliente del bar ya que “Ko K ori Ko” y “Qui qu’a vu Coco” eran las canciones habituales de Chanel.

Intentó despegar su carrera artística sin conseguir éxito alguno ya que, a pesar de encantar por su aspecto y jovialidad, su voz no tenía el mismo efecto para sus entrevistadores. Regresó a sus trabajos anteriores, conociendo en la sastrería Moulins al que se convertiría en su amante, Étienne Balsán; un rico heredero textil francés y oficial de caballería con el que vivió los siguientes 3 años en el castillo Royallieu, consiguiendo una vida llena de lujos, ocio y riqueza. Con él aprendió a rodearse de gente poderosa, cosa que le ayudó tiempo después.

MONTABA A CABALLO LLEVANDO PRENDAS DE BALSÁN ADAPTADAS A SU CUERPO Y GUSTO.
COMENZANDO ASÍ CON EL GIGANTE CAMBIO EN LA MODA DE AQUELLOS TIEMPOS: LA BELLE ÉPOQUE.

Fue constantemente criticada por el poco maquillaje, los peinados sencillos y las prendas bastante simples que llevaba a las carreras de caballos comparadas con la ornamentada moda que era utilizada por la aristocracia. Comenzó a crear sombreros para Émilienne d´Alencon (anterior amante de Balsán), la cual fue su principal vocera de ventas entre las mujeres de la alta sociedad.

En 1908, Coco comenzó un romance apasionado con uno de los mejores amigos de Balsán, Arthur Edward Capel mejor conocido como “Boy”. Era un miembro rico de la clase alta inglesa, el cual complementó a Chanel en todo aspecto: era su mundo, su socio y su mejor amigo.

Mientras Balsán pensaba en financiar la sombrería, ella aprovechó para fugarse a París con Arthur Boy Capel, un adinerado jugador de polo.
Mientras Balsán pensaba en financiar la sombrería, ella aprovechó para fugarse a París con Arthur Boy Capel, un adinerado jugador de polo.

Capel convenció a Balsán de invertir en la primera boutique de sombreros de Coco, inaugurada en el año de 1909 y ubicada en la planta baja de uno de los tantos departamentos de Balsán, en el Boulevard Malesherbes.

Ante el inesperado éxito obtenido, no lo dudó ni un momento y lanzó su propia línea de moda, que consiguió notable aceptación entre sus clientes, algunas eran antiguas amantes de Balsan.
Ante el inesperado éxito obtenido, no lo dudó ni un momento y lanzó su propia línea de moda, que consiguió notable aceptación entre sus clientes, algunas eran antiguas amantes de Balsan.

Tiempo después, Boy la instaló en un departamento en París y financió sus primeras tiendas.

Boy se convirtió en su inspiración para creaciones tan importantes como la icónica botella de la fragancia Chanel N°5, teniendo su origen atribuido probablemente a las botellas de tocador Charvet que Capel llevaba regularmente en su caja de viaje hecha de cuero.

Mantuvieron su relación durante 11 largos años hasta la prematura y sorpresiva muerte de Boy, consecuencia de un accidente automovilístico ocurrido en el año de 1919. Después de la muerte de Capel, Coco se encargó de construir personalmente un monumento en el lugar del triste incidente, visitándolo para depositar flores cada año.

“Su muerte fue un golpe terrible para mí. Al perder a Capel, lo perdí todo. Tengo que decir que lo que siguió no fue una vida de felicidad”.

Este hecho fue devastador para Chanel, la cual, abatida por el dolor, comenzó a utilizar el color negro de pies a cabeza. De ahí el surgimiento del famoso “Little Black Dress”, presentado en 1926 y calificado por la revista Vogue como: “el atuendo que todo el mundo usará”.

Había comenzado una revolución…

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí