EL REY COMPADRE

0

PRAVIA 18 (Julio – Agosto 2015)

Por: Víctor Hugo Mondelo

A partir de la remodelación de la Zona Centro de la ciudad de León a principios de siglo, por iniciativa de la sociedad, gobierno y empresarios del Centro Histórico se dio un cambio de imagen, se hicieron un par de plazas como la del Expiatorio, una enorme iglesia de arquitectura gótica, y la de Catedral. Aparte de la construcción del Forum Cultural en lo que era el Instituto Lux con el majestuoso Teatro Bicentenario, dio vida al corredor Forum-Calzada-Zona Peatonal que en pocos años se ha convertido en un atractivo turístico que ha dado un giro de 180 grados, a una zona que por décadas se mantuvo en cierto abandono.

La calle Madero, una de las más pintorescas de León, une al Arco de la Calzada, el símbolo más trascendental de la ciudad, con la zona peatonal. La calle Madero, testigo de una gran cantidad de hechos históricos hoy en día se ha convertido en un corredor de bares, restaurantes y centros comerciales para todos los gustos, modas y bolsillos. La Madero se ha transformado en uno de los focos de entretenimiento y cultura más atrayentes. Entre los lugares para tomar una copa, oír música en vivo, comer una buena botana, pasar un buen rato con amigos; hay uno que sin duda resalta entre los demás, este lugar es el Rey Compadre.

Aunque hay gran cantidad de cafés, bares y restaurantes de todo tipo en la calle Madero, el Rey Compadre de una manera fresca y original combina todo esto en un lugar por demás amplio, dividido en una antigua casa ubicada en Madero    825-A.

El concepto llamado, Rey Compadre Patio Bar, reúne varias características que lo ha hecho uno de los lugares predilectos para jóvenes estudiantes, ejecutivos, turistas y sobretodo, artistas. Gente de todo tipo, un conglomerado heterogéneo, sin problema en la entrada de cómo vistas, tu edad, tu look, así seas un metalero, hipster, darketo, gay, yuppie, grafitero, skater, teatrero, escritor, niño bien, rasta o cholo, todo mundo tiene acceso a las dos grandes áreas que conforman este lugar tan sui generis.

La entrada, un patio, rodeado de habitaciones o cuartos los cuales equipados con sillones, mesas y sillas para tomarte un trago mientras escuchas música en vivo o de algún DJ que toque buen Reggae, Hip Hop o principalmente Funk, cabe señalar que el patio puede estar al aire libre o techado conforme el tiempo o el clima lo permitan, cuenta con una barra muy completa de cócteles de todos estilos, donde se puede pedir por copeo o servicio de botella.

En la parte trasera, tenemos un extenso traspatio al aire libre, con un árbol enorme como testigo del reventón. Aquí en esta área tenemos una barra que sirve principalmente cervezas y mezcales de sabores. Hay pocas mesas pero sin sillas, al fondo una pantalla enorme proyecta imágenes y videos artísticos, mientras un DJ pincha un buen House o Progressive Trance. Una zona donde bailar, ligar o divertirse es una obligación, con el desfile de personajes muy llamativos y magnéticos.

El Rey Compadre, aparte de tener ciertas funciones de antro, también cumple a toda cabalidad como centro cultural, ya que ha sido sede de varios festivales artísticos, obras de teatro, proyecciones de cine y exhibiciones de arte plástico. Pronto se llevará ahí acabo el Festival Pravia, el próximo 22 de agosto donde habrá música en vivo, galería de arte, teatro y performance.

Un lugar que da vida a una de las zonas más clásicas y pujantes de la ciudad. Ir al Rey Compadre se ha convertido en toda una experiencia, que no le pide nada a otros espacios de esparcimiento de ciudades como Guadalajara, D.F. o Monterrey. En el Rey compadre cabemos todos y todo.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí