Compartir,

Posted in:

GUADALUPE

Misterios sobre su Tilma

Redacción Pravia

La historia cuenta: La aparición se inició el 9 de diciembre de 1531 en las cercanías de la Ciudad de México, entonces ciudad capital del imperio Azteca: la Virgen se aparece al indio Juan Diego, y le pide que transmita al obispo del lugar, su voluntad de que se construya un templo dedicado a Ella en el cerro Tepeyac. El obispo, al escuchar el relato del indio, le pide una prueba de la Presencia de la Madre de Dios.

guadalupe (2)

La tilma o tilmatli, era una prenda usada en el frente como un delantal largo, o cubierto alternativamente sobre los hombros como un manto. También se utilizaba con frecuencia como un instrumento para cargar los frutos de las cosechas desde finales del periodo Posclásico y épocas coloniales tempranas entre los pueblos aztecas. Hay muchos misterios alrededor de esta “prueba” que a lo largo de los años han surgido y aquí te contamos los más curiosos.

1.- Las estrellas visibles en el Manto de María responden a la exacta configuración y posición que el cielo de México presentaba el día en que se produjo el milagro, según revelan estudios astronómicos realizados sobre la imagen de El Dr. Phillip Callaghan, del equipo científico de la NASA.

2.- Estudios científicos de diverso tipo no logran descubrir el origen de la coloración que forma la imagen, ni la forma en que la misma fue pintada. No se detectan rastros de pinceladas ni de otra técnica de pintura conocida.

3.- En el año 1791 unos trabajadores que limpiaban el marco, accidentalmente derramaron ácido muriático en el lado derecho de la tela. En un lapso de 30 días, sin tratamiento alguno, el tejido dañado fue recuperándose hasta solamente quedar una leve mancha.

4.- El 14 de noviembre de 1921, Luciano Pérez, un anarquista español, depositó un arreglo floral al lado de la Tilma de Juan Diego que contenía una bomba de alto poder. La explosión destruyó todo alrededor, menos la tilma, que permaneció en perfecto estado de conservación. Una Cruz de pesado metal que se encontraba en las proximidades fue totalmente doblada por la explosión.

6.- Los estudios del Doctor José Tonsman que en los ojos de la Virgen se encuentran reflejados los testigos del milagro guadalupano, el momento en que Juan Diego mostraba el ayate al obispo. Los ojos de la Virgen tienen así el reflejo que hubiera quedado impreso en los ojos de cualquier persona en esa posición.

7.- No se ha descubierto ningún rastro de pintura en la tela. De hecho, al acercarse uno a menos de 10 centímetros de la imagen, sólo se ve la tela de maguey en crudo. Los colores desaparecen.

8.- Estudios oftalmológicos realizados a los ojos de María han detectado que al acercarles luz, la pupila se contrae, y al retirar la luz, se vuelve a dilatar, tal cual como ocurre en un ojo vivo. Los ojos poseen los tres efectos de refracción de la imagen que un ojo humano normalmente posee.

guadalupe (1)

Se trata de una tela hecha con fibra de maguey que no dura más de veinte años, pero la imagen se mantiene intacta como el primer día desde hace casi cinco siglos, después de haber permanecido más de un siglo sobre una pared húmeda, sin protección alguna, entre el humo de miles de velas, y manoseada por muchedumbres de indios.

Compartir,

One Comment

Leave a Reply
  1. Falta poner que pertenceció a un indígena descomunalmente alto ya que el lienzo mide 1.73 por lo que Juan Diego debió haber medido casi dos metros para que no le arrastrara ,lo cual sería muy poco probable puesto que la estatura de los indígenas apenas si alcanzaba el 1.60 m.
    Incoherencias religiosas de la Lupita, pero nadie la toca porque MMéxico llora lágrimas de sangre si se da cuenta que no es real

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>