Compartir,

Posted in:

HOMO FLORESIENSIS. Los otros humanos

Hace 50 000 años había en nuestro planeta, al menos, tres especies de humanos totalmente diferentes, inteligentemente evolucionadas a su forma, sin saber de la existencia de una y otra.

Por: Redacción Pravia.

Debemos saber que el linaje de los homínidos se separó del chimpancé en África hace unos 7 millones de años. Nuestra especie, (sapiens), apareció en Etiopía hace unos 160 000 años, de padres africanos; los neandertales evolucionaron en Europa hace más de 150 000 años, a partir de poblaciones africanas que habían emigrado hace más de un millón de años.

Pero resulta que hubo un tiempo, no muy lejano, en el que compartimos la existencia con un auténticohobbit”; un pequeño homínido de no más de un metro de altura, y que la desaparición de los neandertales en Europa, hace unos 28 000 años, no marcó el principio de nuestra soledad.

La excavación que llevó al decubrimiento del Homo floresiensis en la cueva de Liang Bua
La excavación que llevó al decubrimiento del Homo floresiensis en la cueva de Liang Bua

AHORA ESTAMOS SOLOS; PERO DURANTE MUCHO TIEMPO ESTUVIMOS ACOMPAÑADOS POR LOS FLORESIENSIS.

Cuando los neandertales se extinguieron hace 28 000 años, los Homo sapiens no nos quedamos solos. Compartimos el planeta durante 10 000 años más con otra Humanidad que vivió en la isla de Flores, en Indonesia. Eran hombres de un metro de altura, que habían encogido a partir de una población de Homo erectus. Su capacidad craneal era de sólo 380 centímetros cúbicos, menos que un chimpancé. Sin embargo, tenían útiles de piedra y, muy posiblemente, cazaban en grupo.

Los primeros restos de Homo floresiensis -como ha sido bautizada la nueva especie- fueron desenterrados en la cueva de Liang Bua, en Flores: consistían en un cráneo, un fémur, una tibia, costillas, parte de una pelvis. El equipo dirigido por Peter Brown y Mike Morwood, de la Universidad de Nueva Inglaterra (Australia), ha sacado a la luz huesos correspondientes a cinco o seis individuos, así como herramientas de piedra y restos óseos de mega fauna.

Reconstrucción de la cara de un floresiensis.
Reconstrucción de la cara de un floresiensis.

Estos fósiles son uno de los descubrimientos más excepcionales de la paleoantropología en medio siglo.

Varios hallazgos demuestran que el floresiensis usó el fuego para cocinar y también herramientas de piedra; un detalle típicamente asociado al homo sapiens y otras especies más evolucionadas técnicamente. Es más, debido a estas herramientas y a otros factores se cree que el Homo floresiensis poseía dotes comunicativos necesarios para coordinarse, por lo que probablemente tuviese un lenguaje propio, algo que maravilla a los científicos.

Conociendo esto podemos situarlo en una rama u otra de la evolución. Ahora mismo no queda claro si el Homo floresiensis era en realidad un tipo de Homo sapiens con una deficiencia o si en realidad es otra especie, aunque todo apunta a esto último.

Algunos descubrimientos recientes muestran que parte del cuerpo del Homo floresiensis no concuerdan con lo que se esperaría de ellos.  Sus rasgos nos hacen pensar que este Homo podría ser mucho más antiguo y primitivo. Una rama que evolucionó de manera completamente independiente a como lo hizo la nuestra y que se parecía mucho más al viejo australopitecus.

Otros detalles muy importantes y recientemente encontrados indican que el floresiensis tenía una muñeca más parecida a los chimpancés que no les permitía una habilidad tan diestra con los pulgares.
Otros detalles muy importantes y recientemente encontrados indican que el floresiensis tenía una muñeca más parecida a los chimpancés que no les permitía una habilidad tan diestra con los pulgares.

Pero tal vez, lo más inquietante del asunto es saber que esta especie sobrevivió hasta tiempos modernos… a la par de nosotros 

 

652 Total 1 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>