Compartir,

Posted in:

KRAMPUS Y SU LEYENDA

La parte oscura de la Navidad

“You better not pout, you better not cry,
you better watch out,…I’m telling you why:
Krampus will beat the crap out of you!”

 Por Karla Pérez Manrique.

Obsequiar regalos a los niños en diciembre es una costumbre que se mantiene viva desde mucho antes que se concibiera la idea de la Navidad como tal; como es el caso de los antiguos romanos que celebraban al dios Saturno en este mes y como parte de la celebración los niños recibían regalos por parte de los adultos. Así es como la leyenda del Krampus nace como una pintoresca imagen decembrina muy ligada a la imagen de Papa Noel (España), Pére NÖel (Francia), Babbo Natale (Italia) o Santa Claus (EU), este clásico personaje que se nos ha impuesto culturalmente como símbolo de la abundancia y la navidad, y que ha traspasado fronteras de una u otra forma.

El origen del nombre surge de la palabra en alemán antiguo Krampen (Garra); aunque también en esta región se le conoce como Knetch Ruprecht, Klaubauf, Pelzebock o Schmutzli.

Aproximadamente desde el siglo XVI en parte de Europa Occidental, principalmente en la región alpina de Austria, Hungría, Alemania, Bavaria, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia y algunas zonas del norte de Italia, se ha mantenido la leyenda del Krampus como parte del folklore post medieval europeo de origen pagano; la tradición y el modelo del personaje está salpicada de varias tradiciones amalgamadas de varios personajes que aparecieron en diferentes culturas europeas antiguas.

Según la leyenda, Krampus aparece entre el 5 y 6 de diciembre en la llamada “Noche del Krampus” (‘Krampusnacht’), coincidiendo con la celebración holandesa del “Sinterklass” posteriormente importada a lo que hoy es Nuev
Según la leyenda, Krampus aparece entre el 5 y 6 de diciembre en la llamada “Noche del Krampus” (‘Krampusnacht’), coincidiendo con la celebración holandesa del “Sinterklass” posteriormente importada a lo que hoy es Nueva York

Para el siglo XIX, las tradiciones y celebraciones de La Noche del Krampus fueron suprimidas por la iglesia católica debido a su presumible origen pagano, dando más énfasis a la imagen de San Nicolás (basada en el personaje real de San Nicolás de Bari), un santo del rito católico conocido por su generosidad para con el prójimo.

En 1863 el personaje adquirió algunos elementos de su apariencia actual gracias a algunos artistas de la época, con ilustraciones en las que ya lo podíamos ver con un trineo dirigido por renos, y babrudo; este aspecto bonachón, muy adulto y con un traje escarlata fue concebido como tal por el ilustrador Thomas Nast. Hasta que finalmente y gracias al marketing de Coca-Cola en la década de los 30’s se convierte en la que la mayoría del mundo contemporáneo tiene de él.

Esta imagen se propagó posteriormente en Inglaterra, Francia y el resto de Europa.
Esta imagen se propagó posteriormente en Inglaterra, Francia y el resto de Europa.

SIN EMBARGO, LA IMAGEN DEL KRAMPUS NO FUE DESTERRADA POR COMPLETO YA QUE EL PÚBLICO QUERÍA MANTENER ESE ASPECTO GROTESCO Y PÍCARO EN LA ÉPOCA NAVIDEÑA, LLEGANDO A SU PICO DE POPULARIDAD DURANTE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL EN 1914.

Krampus se presenta como la contraparte del noble y generoso San Nicolás, como un castigador, pero incluso fungiendo como su acompañante en algunas ocasiones, amarrado con cadenas debido a su bestialidad, él es quien se encarga de castigar a los niños que han sido malos y traviesos durante todo el año, golpeándolos con una escobilla hecha de varas de abedul u obsequiándoles carbón en lugar de juguetes y dulces.

Si el niño era muy mal portado los metía en su cesto para llevarlos a su morada en el inframundo para devorarlos. Él es el lado oscuro de la navidad, un monstruo de aspecto demoniaco con pelaje espeso y oscuro que cubre su cuerpo totalmente. Usualmente se le ilustra con pezuñas de fauno, cuernos largos y afilados, lengua larga, ojos sanguinolentos y un canasto en su espalda para llevarse en él a los niños malvados.

Aunque durante la década de 1930, en plena guerra civil austriaca se persiguió y satanizó cualquier cosa que tuviera que ver con Krampus, a finales del siglo XX y principio del siglo XXI el Krampus se ha mantenido como un personaje de ficción interesante y recurrente, incluso para el cine y la televisión.

 En Austria se ha revivido nuevamente esta tradición en el “Krampusnacht”, donde hombres salen disfrazados de Krampus para asustar a los niños por las calles con cadenas y campanas, en medio de las tradiciones navideñas que fomentan la armonía que utópicamente debe ser parte del ser humano y su convivencia social.

krampus (2)

KRAMPUS NACE Y SE POSICIONA DENTRO DE LAS TRADICIONES QUE PERMANECEN PARA COMPLETAR ESA ETERNA DANZA ENTRE EL BIEN Y EL MAL, PORQUE LA LUZ SIEMPRE DEBE CONTRASTAR CON LA OBSCURIDAD PARA PODER APRECIARLA.

L.D.M.C. Karla Pérez Manrique
Fashion & Marketing.
karla.disenomck@gmail.com

540 Total 1 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>