Compartir,

Posted in:

La historia del Puente Barón

LOS DÍAS DEVASTADORES DE UNA CIUDAD AHOGADA

PRAVIA 26

Por Marisol Díaz.
       /Sol Sunshine

Anteriormente, en nuestra ciudad existía un puente conocido como el “dos ojos” sobre el Río de los Gómez, sin embargo, a raíz de la inundación que azotó a León en 1888, este se destruyó casi en su totalidad.

puenteBaron (1)

Las tardes trágicas del 18 y 19 junio de aquél 1888 siempre serán recordadas porque nuestra ciudad sobrevivió al agua y se levantó para nunca más caer. El agua empezó a caer y no dejó de hacerlo durante un día completo. “La ciudad se inunda severamente” -eso se escuchaba por todos lados-., Las pérdidas de casi 300 vidas humanas y la destrucción de 117 manzanas con 2 232 casas, más de 5 000 familias en la miseria, emigración de miles de leoneses. La ciudad estaba destruida.

Según información del Archivo Histórico Municipal, la historia cuenta que luego de los estragos de la inundación, el obispo Tomás Barón y Morales, junto con el apoyo de sus familiares, abrió dispensarios médicos y comedores públicos, dándole atención a los damnificados. Fue entonces cuando el padre Barón mandó construir un nuevo puente.

En 1889 se construyen el bordo del Río de los Gómez, para evitar inundaciones, y el Puente Barón. Esta obra ubicada a un costado del Barrio del Coecillo, era útil para atravesar el Río de los Gómez y unir el pueblo del Coecillo a la ciudad. Esto permitió conectar el barrio de Santiago con las calles La Luz y San Francisco, y se pudo visitar la plazuela y la iglesia de Santiago.

puenteBaron (2)

El nuevo proyecto arquitectónico y el diseño del puente fue encomendado a don Luis Long, que en ese entonces estaba por terminar el reloj de la Catedral Basílica Metropolitana de León, y tuvo un costo de $9,324.24 pesos; cantidad que fue aportada por el obispo Tomás Barón y Morales.

Para noviembre del año siguiente, el Ayuntamiento aprobó la reforma para que el puente fuera ensanchado. El puente Barón durante mucho tiempo fue una de las entradas principales a León, que, por cierto, también era una de las principales entradas de dinero y mercancía donde aprovechaban para contrabandear tabaco y pólvora, pues el tranvía cruzaba en ambos sentidos la plazuela de Santiago que ahora conocemos como el Mercado República.

puenteBaron (3)

En 1890 se descimbraron los arcos del puente de estilo moderno de la época, eran de cantera, rebajados de 13 varas de ancho, y en 15 días construyeron los nuevos. Para ese entonces sólo faltaba el piso y los pasamanos, pero los trabajos estaban parados porque no había cantera.

Pasaban los años, llegó el nuevo siglo, pero la ciudad seguía sin estar protegida contra inundaciones como se demostró en el año de 1926. También fue en el mes de junio, cuando se desbordaron los ríos: El Muerto, Mariches, Las Liebres y el propio cauce de Los Gómez. Los bordos deberían de ser rehabilitados y reforzados que el Gobierno Municipal realizó “rellenando” con tierra y escombros los malecones.

Así, al paso de las décadas del siglo XX, los leoneses aprendieron a convivir con “los bordos” que, al paso de los años, alcanzaron otra vocación: la de vialidad. Al final, este puente fue demolido después de la inundación de 1926, fue sustituido por el que existe actualmente rebautizado como el “Puente de Santiago”.

497 Total 1 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>