Compartir,

Posted in:

LA SUCURSAL DEL INFIERNO

“Vivir” en Alepo, Siria

“Hemos llegado al sitio en que verás las gentes doloridas que perdieron el intelecto. 
Allí suspiros y llantos resuenan al aire sin estrellas. Lenguas, llantos, horridas blasfemias,
palabras de dolor, acentos de ira, roncos gritos al son de manotazos.
Y yo me eché a llorar al escucharlo”.
 – Dante. Infierno. “Canto II” (extracto).

Por Miguel Gómez del Campo.

Estamos en guerra. No necesitamos escuchar las bombas cerca para saberlo. Del otro lado, exactamente en Alepo, Siria, el infierno ha puesto una sucursal.

Alepo fue una vez la ciudad más grande de Siria, con una población de cerca de 2.3 millones, y también fue el centro industrial y financiero del país. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Alepo era famosa por su ciudadela del siglo XIII, mezquita del siglo XII y por los grandes mercados cubiertos o zoco.

Cuando el levantamiento contra el presidente Asad empezó en 2011, Alepo no sufrió las grandes protestas o la violencia mortal que sacudió otros pueblos y ciudades. Pero de repente se convirtió en un campo de batalla en julio de 2012 cuando los combatientes rebeldes lanzaron una ofensiva para expulsar a las fuerzas gubernamentales y ganar control sobre el norte de Siria.

aladepo (1)

EMPEZÓ EL INFIERNO.

Alepo terminó dividido aproximadamente por la mitad: la oposición controlando el este y el gobierno, el oeste. Durante los siguientes cuatro años, la batalla por Alepo se convirtió en un microcosmos del conflicto más amplio en Siria.

Los rebeldes siguen lanzado cohetes contra los barrios progubernamentales. Las bombas vuelven a caer sobre la ciudad siria de Alepo, y la comunidad internacional, que hace unos días hizo un desesperado llamado para terminar con la masacre y alertó sobre una crisis humanitaria, parece mirar impotente.

Hoy Alepo, nos recuerda a la Polonia destruida por la Alemania Nazi.

Al norte de Siria, en la ciudad de Alepo, cualquier esquina es un escenario de guerra. Dividida entre fuerzas de gobierno y grupos insurgentes que luchan para derribar al presidente. Las 300.000 personas que se estiman aún viven allí, no viven, malviven entre las bombas.

En Alepo, el bombardeo es cosa de todos los días, es la postal diaria. La ayuda no llega y no hay hospitales. La muerte empapa las calles.
En Alepo, el bombardeo es cosa de todos los días, es la postal diaria. La ayuda no llega y no hay hospitales. La muerte empapa las calles.

Los que quedaron atrapados viven a diario ajo control de las fuerzas del régimen, presas del pánico, mirando siempre al cielo viendo a las fuerzas del Gobierno sirio intentando siempre sin éxito cortar las líneas de suministro a los rebeldes que controlan la ciudad. Y actualmente la bandera colonial de los rebeldes ondea enarbolada por los extremistas islámicos que despedazan la ciudad.

EL EJÉRCITO DEL ISLAM, LOS LIBRES DE SHAM, EL FRENTE AL NUSRA, AL QAEDA Y EL FRENTE LEVANTINO HAN CONSEGUIDO ARREBATAR A LAS AUTORIDADES EL CONTROL TOTAL DE LA ESTRATÉGICA A CAUSA DE MÁS DOLOR Y MUERTOS.

Ahora, la batalla por el control de Alepo luce encaminada a su final. Puede que aún falten algunos días, pero las fuerzas opositoras parecen contar con el impulso necesario, al mismo tiempo que las milicias árabes y kurdas respaldadas por el poder aéreo de Occidente han comenzado a aislar Raqa, la capital de facto del autodenominado Estado Islámico.

aladepo (4)

La triste verdad es que estos sucesos pueden simplemente anunciar el inicio de la próxima, e igualmente amarga, etapa en el conflicto. La dura situación que se vive en Alepo ha puesto en evidencia la brutalidad del conflicto sirio, así como la incapacidad de los actores externos occidentales y árabes para influir en la situación sobre el terreno.

Cuando las fuerzas leales al gobierno retomen el control absoluto de la parte oriental de la ciudad, gobernará el caos y la anarquía. Entraríamos a otro círculo del infierno de Dante.

Muchas de las ciudades sirias y gran parte de la infraestructura del país está destruida. Se necesitan inmensos recursos para la reconstrucción. Un dinero que el aislado presidente no será capaz de recaudar ni empeñando la vida. No se trata solo de un problema financiero, sino también de capital humano. Tanta gente murió, y muchos huyeron y se convirtieron en desplazados, que el país no cuenta con los recursos humanos para la reconstrucción, incluso si hubiera un poco de paz.

aladepo (3)

En el este de Alepo, zona de bombardeos, Save the Children calcula que alrededor del 40% de la población sitiada son menores. Los ataques indiscriminados sumados al asedio continuo que impide a la gente abandonar la ciudad produjeron una de las peores situaciones para los niños sirios en los más de cinco años que lleva la guerra civil siria.

La población de siria, como la de muchos otros países de medio oriente, es relativamente joven, con una edad media que se calcula en los 24 años. Aproximadamente la mitad de los casi cinco millones de refugiados que han huido de siria son niños.

831 Total 1 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>