Compartir,

Posted in:

LA VIDA NOCTURNA DE LEÓN EN FOTOGRAFÍAS

Por el fotógrafo Armando Beltrán Sojo

Por Armando Beltrán Sojo

Al ser originario de un pequeño pueblo de Nayarit siempre me ha intrigado la dinámica de las ciudades y sus habitantes. Cuando llegué a León en 2016 rápidamente logré acoplarme a la vida laboral, a sus horarios, a sus avenidas y congestionamientos. Pero hubo una parte de la ciudad que me intrigó demasiado: ese estado de ánimo que cambia al llegar cierta hora, como si fuera otra personalidad. Por la mañana al dirigirme a mi trabajo comparto con los rostros que me topo la prisa y frustración escondida bajo la formalidad de llegar a tiempo, por las noches al recorrer esa misma ruta de unas cuantas cuadras atravieso un desfile de contrastantes visiones de opulencia de la clase alta, seres coloridos entre la multitud o aquellos que resaltan su presencia con tatuajes que a la luz del día deben mantenerse escondidos.

Mi cámara siempre ha sido mi acompañante para descubrir lugares y gente nueva. Después de unos meses sentí que ya había sobrepasado la etapa de turista enamorado a primera vista. Ahora quería conocer la verdadera personalidad de León, esa que se reserva solo para los que se ganan la confianza. Casualmente comencé a salir a algunos de los pocos bares que en ese tiempo había en la calle Fco. I. Madero. Rápidamente me llamó la atención el contraste entre la formalidad de las personas durante el día y la excentricidad que surgía tras la puesta de sol. Las chamarras y botas de piel, camisas con estampados llamativos, sombreros extravagantes o vestidos brillantes chocaban con el concepto de personalidad conservadora que me habían dado al describirme la ciudad durante mis primeros días.

Comencé a fotografiar a la gente y esos detalles que me parecían significativos, a crear ese retrato que reflejara todos los rostros y personalidades que conforman esta ciudad. Ahora, casi tres años después, sigo sintiéndome un extraño entre todos estos individuos que parecen conocerse de toda una vida, pero he logrado que me abran la puerta a conocer cada noche un poco más de ese León que no se ve de día. Espero lograr captar la esencia de la ciudad más allá de la descripción que se le cuenta al turista o al empresario. León vuelve a sorprenderme casi cada noche.

Checa más fotografías de Armando Beltrán Sojo en:
Flickr
Instagram

 

8388 Total 9 Hoy

Compartir,

One Comment

Leave a Reply
  1. La noche se abre para quienes saben andar sobre las estrellas en esta ciudad de vaivenes romanticos y cálidos alaridos.
    Que tu permanencia sea placentera. cap&cap

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>