NAOMI KAWASE en Guanajuato

0

El GIFF se enorgullece al anunciar la presencia de la cineasta nipona como parte de las actividades del país invitado, Japón. La visita de Kawase traerá consigo la oportunidad de revisar y apreciar su obra fílmica, por lo que se programará una curaduría especial con sus películas más destacadas.

Por: Jorge Macías

Graduada de la Escuela de Fotografía de Osaka en 1989, Naomi Kawase nació el 30 de mayo de 1969 en Nara, Japón.

Conocida principalmente por sus obras: “El bosque de luto (2007)”, “Aguas tranquilas” (2014), y su más reciente “Una pastelería en Tokyo”. La poesía recorre el cine de esta autora, todo un referente en la industria cinematográfica asiática y premiada repetidamente en el Festival de Cannes.

Primera realizadora japonesa en ser miembro del jurado en (2003)

Sarah Hoch, directora del GIFF se reunió con Kawase en el marco de la 69 edición del Festival Cannes, donde la realizadora japonesa se desempeña como Presidenta del Jurado de Cinéfondatión.

“La presencia de Naomi ha sido pactada desde hace varios meses, y hemos tenido una gran comunicación, ahora, en esta oportunidad de reunirnos con ella, se ha consolidado los detalles de su participación en Guanajuato, lo que nos emociona por su gran talento y sencillez.”

Naomi busca en el cine detener el tiempo. Es una obsesión que le persigue desde siempre. Ex jugadora de baloncesto profesional, abandonó el deporte y buscó un oficio con el que poder atrapar momentos de la vida y dejarlos en herencia para el futuro

Sus producciones son mezcla de géneros (documental, diario, relato íntimo, vídeo de artista, meditación, poética, autobiografía, ensayo).

«Lo que yo busco es registrar los momentos de la vida de la gente normal. Los libros de historia reflejan la vida de los grandes, reyes y reinas, pero a mí me interesa poner la mirada en las personas normales y especialmente en las marginadas. Todas estas personas tienen su historia importante y eso es lo que yo quiero registrar»

Además de su obra como realizadora, también escribió dos novelas llamadas «Suzaku» y «Hotaru»

«Entiendo que mis películas son poéticas porque intento llegar a las emociones del público a través de las imágenes más que con las palabras. Es la vida rural y su tiempo los que juegan un papel importante en mi vida. En Nara, tengo un campo donde cultivo verduras y eso necesita tiempo. En el campo la vida transcurre más despacio, todo se desarrolla más lentamente. Todo eso se refleja en mi cine».

 

Naomi, dentro de las actividades del GIFF que se realizará en
San Miguel de Allende y Guanajuato capital del 22 al 31 de julio.

¡Más cine, por favor!

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí