Compartir,

Posted in:

OSCAR REJLANDER: PIONERO EN LA FOTOGRAFÍA ARTÍSTICA

Pese A Las Fuertes Críticas Que Recibió En Vida, Hoy Es Considerado Un Parteaguas De La Fotografía

Por David Rivera Bautista

Oscar Rejlander fue un fotógrafo sueco nacido en 1813. Es considerado uno de los pioneros en la fotografía artística y de retrato, al capturar personas provenientes de la ciudad en donde vivía, documentando los estilos de vida y costumbres de una época que nos resulta muy lejana y aparentemente olvidada.

Además de ser precursor de esta modalidad de la fotografía, también innovó en técnicas para su edición, pues sobreponía varios negativos para obtener como resultado una sola fotografía. Como prueba de esto tenemos Rejlander el pintor presentando a Rejlander el voluntario, de 1871. Una de sus obras más reconocidas, pero también criticadas en la época debido a la técnica empleada, que distaba mucho de las normas establecidas.

La importancia del trabajo de Rejlander radica en la delicadeza y esfuerzo que realizaba en cada una de las fotografías que hacía. Siempre se esmeraba en que las personas retratadas pudieran tener la mejor expresión posible acerca de lo que vivían y sentían. Plasmar el contexto social y cultural fue uno de los objetivos principales en la obra del fotógrafo sueco, así como los dilemas morales de la vida, tal como se representa en su fotografía más conocida, Los dos caminos de la vida, de 1857, que fue duramente criticada y mal vista por un desnudo parcial en la toma. Finalmente, la Reina Victoria quiso regalarle una copia al príncipe Alberto lo que provocó que las masas se callaran y empezaran a darle el visto bueno a esta fotografía, recuperando el status de Rejlander.

Buen amigo del escritor Lewis Carroll, Rejlander fue el responsable de la fotografía más conocida de dicho personaje. De la misma manera, Charles Darwin quiso que este fotógrafo ilustrara su libro sobre la evolución de las especies en 1872, The expression of the emotions in man and animals.

El trabajo de Rejlander resulta impresionante para quien lo vea, pues envuelve por completo al contexto histórico de las personas que vivieron en aquella época victoriana. Las expresiones de los retratos dicen mucho del estilo de vida que tenían, de las calles que recorrían todos los días, de sus problemas y alegrías. Observar una fotografía de Oscar Rejlander es transportarte a su lado el día y en el momento exacto en que la realizó. Ahí radica la importancia de su obra y de la fotografía en general, tener la documentación de la historia y poder imaginar cómo era la rutina diaria de una sociedad que ya no existe.

Así pues, Oscar Rejlander marcó un antes y un después en la fotografía artística, cuyas técnicas y obras han sido fuerte influencia de fotógrafos y ha sido tomado como un pilar fundamental en los cánones actuales de la fotografía.

 

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>