Compartir,

Posted in:

¿Qué tan parecida es la leche humana a la leche animal?

¿QUÉ TAN NUTRITIVAS SON?

Por Angélica Zaragoza.
       /AngeliikaPiickles

A caso te has preguntado cuál es la diferencia entre ambas leches siendo todos mamíferos. Es cierto que todos los mamíferos producen leche, desde de los llamados monotremas (mamíferos con pico y cloaca, y que ponen huevos), hasta los marsupiales con su bolsa, aves, ornitorrincos, y los canguros. Pero debido a que cada especie tiene diferentes necesidades y viven en distintos ambientes, la leche también tiene características específicas.

Debemos resaltar que tiene ingredientes similares, pero en proporciones diferentes, por ejemplo; la foca capuchina vive en las gélidas aguas del Atlántico Norte. Luego de nacer, necesita desarrollar rápidamente una capa de grasa que le permita mantenerse caliente y así poder sobrevivir a las duras condiciones de su medio ambiente. Eso permite explicar por qué la leche que producen estas focas contiene 61% de grasa, sólo 5% de proteínas y 1% de azúcares.

lecheHumana (1)

Por el contrario, los animales que pastan libremente no tienen que transferir tanta energía en tan poco tiempo. De hecho, las madres pueden alimentar a sus hijos durante semanas, o meses, administrando una cantidad de leche en pequeñas dosis.

Si la leche humana tuviese componentes que concentraran mucha energía como la de las focas capuchinas, nuestras madres no tendrían fuerzas suficientes.

La leche humana se ubica en medio de estos dos extremos, y como en el caso de las otras especies, su composición revela el balance entre las necesidades nutritivas de la madre y del bebé. Al nacer, los humanos requieren un largo período de cuidado por parte de los padres; eso permite que su leche sea más acuosa.

Es por ello que la humana solo contiene 4% de grasa, 1,3% de proteína y 7,2% de lactosa. Cerca de 90% es simplemente agua. En ese sentido, las antropólogas de la Universidad de Yale, Katie Hinde y Lauren Milligan, indican que la leche de las cebras es similar a la nuestra: 2,2% de grasa, 1,6% de proteína, 7% de lactosa y 89% agua.

Estas similitudes se registran a pesar de que ambas especies están separadas por unos 95 millones de años.

lecheHumana (2)

La explicación para esta coincidencia en la composición se puede buscar nuevamente en el proceso evolutivo: los humanos necesitan una leche más diluida porque su velocidad de desarrollo en la etapa de infante es muy lenta; mientras que las cebras necesitan mucha agua debido a que su medio ambiente es muy caliente y seco.

De acuerdo con una de las hipótesis, la leche surgió como un medio para repotenciar el sistema inmunológico de los recién nacidos. De esta forma, los anticuerpos pasan al hijo, sirviéndoles para protegerse de los patógenos a los que la madre ha estado expuesta.

Misma fórmula, objetivos distintos.
La leche es así, sirve para todos y se adapta a las necesidades de cada organismo.

247 Total 2 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>