¿QUIÉN PENSARÍA QUE DENTRO DE UNA DULCERÍA?

0
DULCERÍA DULCES CANDY CANDY MART

Por Manuel Cabrera

Paseando por el centro de la ciudad con un amigo, en nuestro andar me fue inevitable detenerme por el exquisito olor que emanaba al pasar junto a una dulcería.

– ¡We nos tenemos que meter ahí!

Al entrar a lo que parecía un pequeño local, comenzaron a desplegarse pasillos y pasillos llenos de colores y olores espectaculares. No entendía ¿Qué es lo que estaba pasando? Simplemente respiraba y veía felicidad a todos lados que volteara.

Entré en un ataque de risa y éxtasis al no lograr contener mi emoción ante tal majestuosa situación. Me olvidé por completo de mi amigo, me encontraba sumergido en un mágico mundo de colores, sabores y olores que llevaban mi felicidad al extremo.

Caminando entre los pasillos y agarrando bolsas y pequeñas cajas de dulces para llevar, logré llegar a la caja al final del establecimiento. Mientras la señorita cobraba, yo aún suspiraba y respiraba lentamente mientras comenzaba a volver en mi. No sabía describir aquella magnífica sensación.

Fue como un orgasmo diabético, pero sin duda existía en aquel momento en mi, una gran felicidad. Me puse a reflexionar con lo poco que podemos llegar a estar extremadamente alegres.

* Qué la felicidad y el gozo verdadero en la vida no están relacionados en lo absoluto con lo material.

* Que debemos aprender a encontrar los pequeños placeres de la vida y la felicidad hasta en los momentos más cotidianos.

* Que debemos darnos cuenta y saber disfrutar de detalles que parecen insignificantes, momentos que pasamos a veces desapercibidos y que nos dan placer.

* Que encarnamos en este mundo con un cuerpo capaz de sentir y hay que aprovecharlo y gozarlo.

* Que uno busca y se desgasta de más en busca de la felicidad, cuando se encuentra dentro de una dulcería.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí