Resaltar los rasgos físicos o étnicos también es discriminar.

0

 

Por Manuel Cabrera

En los últimos días las redes sociales se han llenado de la actriz mexicana Yalitza Aparicio. Nos parece triste que la mayoría de las notas destacan más sus rasgos indígenas que su excelente participación en la película de Cuarón, Roma.

Se le echa de menos y se pone en duda su trabajo y gran desempeño en Roma. Abundan notas y artículos que más que apoyar; discriminan y hasta la catalogan como una raza diferente, una persona que no merece de alguna manera participar o ser acredora de los logros que está alcanzando. Cuando irónicamente, Aparicio es una de las pocas mujeres que conservan las raíces auténticas y lenguaje ancestral de nuestro país, lo cual debe ser admirada y causar orgullo más que racismo o sorpresa al lograr grandes cosas.

Yo personalmente me solté en lágrimas al ver a Cleo corriendo al mar; pues a pesar de no saber nadar, arriesga su vida por ir a rescatar a Pepe y a Sofi que se estaban ahogando.

Me parece fascinante como una mujer deja todo para ir en busca de suerte a la capital y encuentra un círculo de amor volviéndose parte de una familia disfuncional. Se adopta a Cleo como un miembro más de la familia en tiempos los difíciles en los que se vive un divorcio y escasea el amor.

No se necesita una gran escuela para lograr transmitir sentimientos. El labor artístico o reto principal del actor, es lograr personificar y transmitir a un personaje. Entregarse por completo y permitir encarnar a otra persona para que sea percibida o mostrada por una audiencia; lo cual me parece, Yalitza logró con mucho éxito.

Tal vez no alcancemos a diferenciar su actuación por el estereotipo tan marcado que tenemos de las mujeres que ayudan en el hogar. Pero no se nos olvide que está mujer mexicana esta preparada, era maestra y cuenta con clase que muchas del medio carecen.

Creo que en verdad es merecedora de los premios y nominaciones que se le han otorgado. Está de más hablar de actores locales ardidos como Reguera, Zapata o Goiri que han lanzado muestras de envidia en contra de la actriz. Algo en lo que tenemos que trabajar como mexicanos; el envidiar, menospreciar y hablar mal de los logros de los nuestros. Pero cuidado porque por ahí se dice que lo peor que se le pueden hacer a un mediocre, es ver a alguien triunfando o emprendiendo.

Aparte los logros del otro no afectan en nada a los tuyos. Al contrario, se vuelven una oportunidad para tu círculo social o tu entorno. Además los estándares de belleza física en pleno 2019 pasan a segundo un plano y ahora la belleza es muy subjetiva. Lo importante ahora es la inteligencia el corazón, la autenticidad y la belleza interna la cual Yalitza Aparicio sin duda posee.

!Mucho éxito paisana! !Vamos por más!

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí