PRESENTAMOS A: Su Majestad Imperial, SILVERIO

0

“Es tosca, es bruta.
Su música innegablemente está hecha para hacer de la pista de disco un infierno”.
 

Por: Redacción Pravia

Cuenta la leyenda que hace más de 15 años, un joven llamado Julián Lede, escapó de tierras guerrerenses para buscarse una carrera como músico en el Distrito Federal. Allá se encontró con Jay de la Cueva (Fobia, Moderatto) y Emilio Acevedo (María Daniela y su Sonido Lasser), con quienes fundó Titán, grupo de culto en la escena subterránea chilanga.

Con intrepidez bárbara, actitud retadora y un anti-show stripper, el hijo pródigo de chilpancingo no tardó en convertirse en el sex symbol más candente de las fiestas proto hipsters de toda CDMX. Tiempo después cada uno armó proyectos en paralelo y el resto es historia. Julián creó al mítico personaje conocido como Su Alteza Serenisísima, Silverio; un alter ego que estaba predestinado al estrellato.

El legandario DJ de tanga roja, siempre es impredescible, mientras para algunos puede ser divertido, para otra parte del público puede ser grotezco.
El legandario DJ de tanga roja, siempre es impredescible, mientras para algunos puede ser divertido, para otra parte del público puede ser grotezco.

“YEPA, YEPA, YEPA”, “EL DEDO SUIZO” Y “EL BAILE DEL DIÁBOLO” FUERON SU CARTA DE PRESENTACIÓN ANTE LA SOCIEDAD MEXICANA, QUIENES AL PRINCIPIO NO SABÍAN CÓMO REACCIONAR CON LAS MENTADAS DE MADRE QUE EL SUSODICHO LES PROFERÍA A LA MENOR PROVOCACIÓN.

Silverio, más conocido como el hombre de las cavernas nasales, es el máximo exponente de la brutalidad del macho latino musicado. Paladín de pistas de baile de poca monta y terrorista electrónico de otro planeta mejor que este.

Afianzado en la naciente disquera Nuevos Ricos, el fundador del género autodenominado electro-cavernero se fue de gira por varias universidades de E.U. y Europa. Pero su verdadera banda es la mexicana, a quienes enloquece con su música delirante, construida con bases high energy, loops anárquicos y abuso del feedback. 

Entre sus discos destacan, ‘Silverio’, ‘Esclavo’ y ‘Naylons’, este último un homenaje de su parte al derrière femenino.

Agresivo, narcisista, coqueto, soez e hiperquinético, Silverio es la quintaesencia de la desfachatez, un antihéroe que presume con orgullo su panza chelera y recibe con placer los insultos. Su show no es recomendable para personas de poco criterio, con problemas cardiacos o reacias a la elegancia tropical, porque como diría él, lo suyo es hacer música para “bombear”, jamás para ser tomada en serio.

NINGÚN OTRO ESPECTÁCULO EN VIVO LES CAMBIARÁ LA VIDA COMO LO HACEN LOS SHOWS DEL HOMBRE ELEFANTE DE LA INDUSTRIA MUSICAL.

Para boletos y más información sobre el Festival Pravia 2016 visita: festivalpravia.com

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí