Compartir,

Posted in:

YA NO ESTAMOS PARA LLORAR CON “CREEP” DE RADIOHEAD

Por Francisco J. Ruiz

 

No importa la edad, ya no deberíamos llorar con “CREEP” de Radiohead.

Escuchémosla ahora mismo.

¿Cómo te hacen sentir sus letras?

Desearías ser especial.
Porque esa persona es malditamente especial.
Pero tú eres un desgraciado, un bicho raro.
¿Qué diablos estás haciendo aquí?
No perteneces aquí.

La canción fue lanzada en 1992 como el sencillo debut de la banda. El tema refleja algunos síntomas de depresión. De hecho, la BBC Radio One decidió no darle demasiada difusión por no ser precisamente un “Himno a la alegría”.

Fue hasta 1993, tras la salida del álbum Pablo Honey, que “Creep” se posicionó en todos los rankings del mundo. Hecho que molestó a Radiohead por considerar que la canción era demasiado comercial. Así, ellos mismos comenzaron a odiar su creación.

Han pasado 26 años desde entonces

“Creep” ya no debería aparecer en nuestras noches de peda tras romper con el ligue.

No estoy diciendo que le restemos su valor, sino que aprendamos a escucharla desde otra perspectiva. Sí, claro que podemos recurrir al pretexto del aura en el arte para justificar las emociones que nos provoca.

Está bien sentir empatía, pero es tiempo de llevar la canción a otro nivel.

Thom Yorke en Festival Sónar, Barcelona.
Thom Yorke en Festival Sónar, Barcelona.

Las cosas en contexto:

Ese primer acercamiento que tuvimos con “Creep” no tuvo que ver, en la mayoría de los casos, con un ejercicio de construcción de un objeto estético o artístico, sino más bien con un momento gacho en el que la rola nos llegó y muy duro: tal vez acabábamos de darnos cuenta de que esa morra o morro nunca se fijarían en nuestro triste semblante.

¿Qué edad teníamos? ¿15, 20, 25? Entonces “Creep” funcionaba a la perfección. Era el maldito camino que nos tocaba recorrer en este lado de la vida.

 

Queríamos tener el control.

Queríamos un cuerpo perfecto.

Queríamos un alma perfecta.

 

 Y ahí está el punto principal:

Seguramente llegarán nuevas generaciones a las que la rola les pegará y eso estará chido, pero a quienes ya nos pegó una vez, lo ideal sería haber aprendido algo. La experiencia debería permitirnos crecer.

Dejar de sentirnos unos bichos raros y, de alguna manera, invertir los papeles para ser, ahora, esa persona especial.

Aunque, a decir verdad, parece que estamos muy lejos del amor propio.

Ya no estamos para llorar con “Creep”, se los escribo porque intento convencerme de ello.

 

Lo que sea que te haga feliz.

Lo que sea que quieras.

Eres muy especial.

Desearía ser especial.

Pero…

 

Todos deberíamos superar “Creep”.

Debería superar “Creep”.

443 Total 3 Hoy

Compartir,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>