Recorriendo los mejores lugares de Buenos Aires

0

Por Gisele Molinari

Con motivo de escribir sobre Buenos Aires, decidí salir a caminar con mi anotador y dejar que ella misma me sorprenda, como suele hacerlo cada día.

Vivo en esta ciudad hace ocho años, en uno de los barrios que más me gustan, Palermo. Este barrio se caracteriza por tener bosques en su centro, donde se puede patinar, andar en bici, disfrutar del aire libre y probar un buen sándwich de bondiola (carne de cerdo muy jugosa), preparado en los carritos parrilleros, si la opción es un picnic.

También pueden encontrar el planetario Galileo Galilei, donde pueden disfrutar de un mágico viaje por el espacio, con una entrada muy económica y un show que vale la pena ver.

Planetario Galileo Galilei

Otro de los atractivos que pueden conocer siguiendo el circuito, es el Jardín Japonés, majestoso por su vegetación y caminos de decoración oriental. Por otro lado se puede visitar El Rosedal, un parque de gran variedad de flores y obras de arte, en el que se extiende un lago, cercado de puentes estilo griego y tiene en su centro un patio andaluz, que invitan a recorrer y fotografiar.

Los bosques de Palermo también se caracterizan por ser un espacio en el que cada fin de semana se organizan recitales para todo público con entrada gratuita, actividades de todo tipo y hasta maratones internacionales. Siempre es bueno si están por ahí, revisar la pagina de la ciudad y programar sus salidas en función de los espectáculos que se ofrecen en los bosques.

Ya llegando al mediodía de este sábado, sigo con mi recorrido a pie, para invitarlos a Plaza Serrano. Este espacio se identifica porque durante el día pueden recorrer la feria de artesanos y de indumentaria de diseño muy variada y original , que no solo se sitúa  alrededor de la plaza, sino dentro de bares y boliches (antros), que más tarde se desarman para que puedas disfrutar de una gran oferta de platos y  tragos de todo tipo. Si sos de los que se animan, podés pedirte un Fernet con Coca, uno de los tragos autóctonos por excelencia y el más elegido, si la opción es picada con amigos. Aquí también hay muchos artistas callejeros que ofrecen buena música, mientras se disfruta de una rica comida.

Llegado el domingo, mi recorrido sigue por el barrio de la Recoleta, conocido por su arquitectura europea y por encontrase allí Plaza Francia, un espacio que invita a quedarte a disfrutar de una mezcla perfecta entre arte y ocio.  Alrededor de la plaza pueden encontrar la Facultad de Derecho, y el Museo de Bellas Artes.  Allí también esta la  muy peculiar Flor de Buenos Aires, la misma es una flor  de metal de grandes dimensiones que se abre de día con el sol y se cierra de noche, y debe ser fotografiada. Bordeando la plaza está el mítico Cementerio de la Recoleta, en el que descansan figuras importantes del país. Reitero lo de mítico, ya que si realizan la visita guiada, podrán conocer  las historias y mitos urbanos de aquellas personalidades  y recorrer el paseo de las significantes estatuas que lo acompañan.

A la hora de almorzar recomiendo hacerse una escapada a Caminito en el barrio de La Boca, llamado así ya que se sitúa junto al estadio del Boca Juniors, La Bombonera. Caminito es también conocido mundialmente como Barrio del Tango. Su peculiar arquitectura de casas de chapa a colores, donde funcionaron los primeros conventillos de Buenos Aires, hoy convertidos en museos y restaurantes invitan a fotografiar y a degustar de una excelente parrilla, mientras se disfruta de un show de tango argentino.

A la hora del café,  vamos hacia Puerto Madero, allí podrán encontrar una gran variedad de restaurantes y cafés con vista al Río de la Plata, si bien es la zona más cara de Buenos Aires, vale la pena conocer, ya que también se encuentra el Casino Flotante, el Puente de la Mujer y la elegante Fragata Presidente Sarmiento o la Fragata Libertad en exhibición constante.

Para cerrar la noche, Buenos Aires ofrece una diversa oferta teatral a lo largo de la Avenida Corrientes y alrededores, donde se pueden encontrar desde grandes espectáculos hasta excelentes stand ups. Estos se ofrecen tanto en los teatros como en los bares aledaños, todos muy recomendables y con entradas accesibles.

teatro buenos aires avenida corrientes
Avenida Corrientes. Buenos Aires.

Así terminamos uno de los tantos recorridos que podés hacer si visitas esta maravillosa ciudad que combina perfectamente arte, ocio y cultura y que, como dije al comienzo, siempre tiene algo nuevo para sorprenderte. ¡Vení a descubrirlo!

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí