FONDUE: Una tradición Suiza

0

Por: Carolina Wirz

Muchos de ustedes al ver el título de este artículo se preguntarán, ¿qué es Fondue? Otros tantos de ustedes ya conocen esta delicia por algún restaurante que lo ofrece pero, ¿dónde nace esta tradición? y ¿cuándo se come fondue?

Nace en los alpes suizos entre los pastores y montañeros, los cuales al no querer desperdiciar los trozos de queso viejos los guardaban y cuando tenían una buena cantidad los calentaban mezclando con mantequilla y huevos, así nace la fondue de queso, el cual es el platillo más popular; la receta ahora se hace con distintos quesos y un toque de vino blanco.

La palabra fondue deriva de la palabra en francés “fundir”, este platillo fue evolucionando y nacieron otras versiones con el mismo concepto. La fondue “bourguignon” es la versión con carne y la fondue “chinoise” es la versión con distintos tipos de carne (la evolución del bourguignon), y existe una versión con chocolate como postre, otra de las maravillas suizas.

Pero, ¿qué es lo primordial que se necesita para preparar este platillo? El “caquelon” o cazuela, debajo de ella se coloca el fuego y se monta sobre una base de metal. Para meter el pan o la carne u otro ingrediente, se utilizan unos palillos largos con unos picos donde se clava el ingrediente y de esta manera se introduce al caquelon moviendo en forma continua para que se impregne de sabor.

Gracias a la globalización podemos encontrar en muchos lugares nuevos sabores y culturas dentro de platillos maravillosos y un tanto desconocidos para muchos, por este motivo los invitamos a probar estas delicias suizas, que además desde hace muchos años se han convertido en ese país en la tradición navideña, sobretodo la fondue bourguignon por ser un platillo que integra a las familias, hace la comida interactiva y un foro excelente para compartir.

Para preparar una fondue basta con obtener las herramientas necesarias y los alimentos que desees, puedes acompañar la fondue de queso con papas horneadas, pepinillos y cebollitas, además hace perfecto maridaje con vino blanco. El de carne por otro lado, se prepara con salsas de tu preferencia para poder degustar la carne con distintos sabores, una ensalada y papas también; las papas son sumamente populares en todos los platillos tradicionales suizos además un rico vino tinto o blanco para sellar los sabores en tu paladar.

En el caso de la fondue de chocolate, esta versión nació posteriormente y se puede hacer con bombones, fresas, plátano, o cualquier otra fruta, la idea es sumergirlo en el chocolate y disfrutar.

Te invitamos a experimentar con distintos platillos, probar cosas nuevas, tradiciones y culturas distintas, disfrutar de la gastronomía suiza y recuerda: “La buena comida, entra antes por los sentidos que por la barriga.”

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí