¿ANSIEDAD Y ESTRÉS?

0

PRAVIA 20 (noviembre – diciembre 2015)

Por: Brenda Lee Rocha y Rafa Martínez (RYT-200 Yoga Alliance)

El verano pasado tuve la oportunidad de ser parte de un maravilloso taller que cambió mi perspectiva en cuanto al estrés y la ansiedad, aspectos que vivimos día a día y pocas veces sabemos cómo manejarlos. Tomamos las medidas más fáciles o las que tenemos a nuestro alcance, las cuales sólo nos dan una satisfacción momentánea que cambiarán nuestro entorno y nuestra visión ante las situaciones que nos dañan, pero, ¿estamos realmente dispuestos a invertir un poco de tiempo de nuestro día para realizar un par de ejercicios?

Imagina que tu día fue fatal y tu entorno te generó estrés. Al llegar a tu casa lo único que piensas es en la manera de liberar esa ansiedad, ya sea viendo televisión, tomando una cerveza o terminas el día leyendo para que te de sueño, etc. En vez de esto, prueba sentarte en una postura cómoda, busca esa música que te hace sentir pleno, tú disco favorito y bríndate la oportunidad de realizar los siguientes ejercicios:

El primero consiste en centrar nuestro hoy, con vista dirigida al futuro, mientras cambias los patrones mentales de nuestro pasado.

Siéntate en una postura cómoda, mantén tus ojos abiertos durante todo el ejercicio con tu mirada dirigida hacia arriba de la línea de tus ojos, pon los brazos hacia el frente cómo si estuvieras cargando una charola, tus codos flexionados hacia los costados. Ahora levanta la charola cómo si la aventaras detrás de ti, en ese momento exhala por la boca sacando la lengua con fuerza, aprieta el abdomen al sacar el aire, inhala por la nariz y entonces regresas los brazos y mete la lengua.  Alterna estos movimientos mientras respiras poderosamente. Este ejercicio, para ser efectivo debe practicarse durante 40 días seguidos por la noche, de 2 a 11 minutos, y no te excedas ya que esta meditación es muy poderosa.

El segundo ejercicio se enfoca en los puntos de presión que se encuentran en los labios, con la punta del dedo índice encuentra el punto arriba del labio superior y el punto debajo del labio inferior, presiona ligeramente o masajea circularmente esa área, mientras lo haces inhala profundamente a la cuenta de: 3…2…1… detén la respiración en: 3…2…1… y ahora exhala a la cuenta de: 4…3…2…1… Repítelo el tiempo que necesites. Mentalmente pronuncia: me amo, me acepto, estoy centrado.

Estos ejercicios meditativos y de respiración nos ayudarán gradualmente a liberarnos de eso que no queremos y que no nos sirve en nuestra vida, ya que el estrés diario puede ir poco a poco degenerando nuestro cuerpo, hasta ser tratado médicamente como una enfermedad y eso es lo que queremos evitar con estos ejercicios sencillos, y que realmente nos ayudarán a sobreponernos para tener una mejor perspectiva y a ser felices en esta vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí