Cáncer de piel

0

PRAVIA 19 (septiembre – octubre 2015)

Por: Dra. Andrea Chávez

El cáncer de piel es la forma de cáncer más común en los Estados Unidos; el no melanoma es el tipo más común de cáncer de piel. Se le llama no melanoma, porque este grupo de tumores comprende todos los tipos de cáncer de la piel, excepto uno: El melanoma maligno, que es el cáncer que se desarrolla a partir de los melanocitos, y es altamente agresivo, ya que si no se detecta a tiempo este invade varios órganos del cuerpo.

Por  lo general, se forman en la cabeza, la cara, el cuello, las manos y los brazos, que son las partes del cuerpo que más comúnmente están expuestos al sol.

La predisposición genética es la causa principal de la aparición del cáncer de piel, aunque existen otros factores que intervienen en la aparición de la enfermedad como:

  • La exposición excesiva a la radiación ultravioleta (UV), cuya principal fuente es la luz solar.
  • Laslámparas y cabinas bronceadoras son otras fuentes de radiación ultravioleta que pueden aumentar el riesgo de desarrollar un cáncer de la piel no melanoma.
  • Laexposición a ciertos productos químicos como el arsénico, la brea industrial, la hulla, la parafina y ciertos tipos de aceite.
  • La exposición a la radiación, como la producida por la radioterapia.

Cualquier persona puede desarrollar cáncer de piel, pero es más común entre quienes:

  • Pasan mucho tiempo bajo el sol o sufrieron quemaduras por el sol.
  • Tienen piel, cabellos y ojos claros.
  • Tienen un familiar con cáncer de piel.
  • Tienen más de 50 años de edad.

El cáncer de la piel no melanoma puede tener el aspecto de diversas marcas en la piel. Las señales de aviso principales son la aparición de una nueva masa, una mancha o protuberancia que esté creciendo, o bien una úlcera que no sane en un plazo de tres meses. Un lunar benigno generalmente es redondo y simétrico, tiene contorno regular, es de un color marrón homogéneo claro u oscuro y son de tamaño pequeño. A diferencia de un lunar maligno es asimétrico, irregular y festoneado, presentan cambios de color y tienen un diámetro mayor a 6 mm.

Es  importante que el paciente se revise a sí mismo la piel, preferiblemente una vez al mes.
Se recomienda hacerse el autoexamen frente a un espejo de cuerpo entero. Para las áreas difíciles de ver puede usar un espejo de mano. Si nota cualquier tipo de cambio o irregularidad en algún lunar no dudes acudir con un médico para valorarlo lo antes posible.

Recuerda que la prevención es la mejor de las medicinas así que evita exponerte sin protección a los rayos solares y otras fuentes de luz ultravioleta. Es importante que esta precaución se tenga desde la infancia, pues se ha demostrado que el 80 por ciento de los daños que el sol puede causar en la piel ocurren antes de cumplir los 18 años  Utilizar siempre una crema de protección de factor 30 o más en las áreas de piel expuestas al sol, particularmente cuando la luz es intensa,pero también se recomiendo aplicarse aunque el día esté brumoso o el cielo esté cubierto de nubes ligeras o poco compactas, ya que la luz ultravioleta puede atravesarlas.

Con un lunar no hay que jugar, así que cuídate y examínate, acude a tu médico si notas cualquier cambio, recuerda  es tu vida, si no la cuidas tú, ¿Quién? .

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí