FÁCIL Y SANO

Porque estar nutrido no debe ser complicado

0

PRAVIA 08

Por: Redacción Pravia.

Oímos la palabra nutrición, y a muchos nos da flojera, o pensamos que nuestro estilo ajetreado de vida hace imposible la posibilidad de comer sanamente. No es cierto. Hay cambios pequeños que nos pueden otorgar muchos beneficios, y lo mejor es que no requieren de mucho tiempo.

Desayuna

Lo hemos escuchado hasta el cansancio pero es cierto. Si desayunas aceleras tu metabolismo y estás más alerta. Un desayuno completo y sencillo es un licuado. Puedes ponerle avena, miel, granola, alguna fruta como plátano o fresas, y leche; algunas personas también le ponen huevo. Se hace en 3 minutos y te hará sentirte más alerta.

Agua

También lo sabes, pero queremos insistir en este punto. Carga contigo una botella de agua a todos lados. Con dos litros al día es suficiente, verás que si la tienes al alcance te la terminas sin darte cuenta.

Cinco comidas al día

Suena complicado pero es todo lo contrario. En vez de meterte un atascón a la hora de la comida, procura comer poquito más veces. Haz tus tres comidas normales pero incluye entre ellas un snack como una granola; jícama, pepino y zanahoria con limón y chile piquín; arándanos secos con nueces, o cualquier snack que te guste. Eso sí, que no sean papitas, dorilocos o cueritos, por favor.

Verduras

En vez de echarte 5 tacos, cómete dos y pide una ensalada. Si cocinas, mezcla carne o pollo con champiñones, calabazas, pimientos o la verdura que más te guste. Además de nutrirte, le añadirás mucho sabor a tus platillos.

 ¡Aguas con la sal!

Está comprobado que te puedes acostumbrar a disfrutar los platillos con menos sal, siempre y cuando sea paulatinamente. Prueba todo antes de echarle sal, pues tal vez no es necesario. También puedes usar especias para sazonar tus platillos, y verás que tanta sal no es necesaria.

Date tiempo

El estómago tarda aproximadamente 20 minutos en mandar la señal al cerebro de que está satisfecho. Antes de pedirte dos tortas más, date tiempo para ver si en verdad las necesitas.

Jugos

Si crees que te faltan nutrientes pero no tienes tiempo o disponibilidad de conseguirlos, recurre a los jugos. Un extractor es una excelente inversión para quienes buscan alimentarse bien y a largo plazo. En Internet puedes encontrar todo tipo de mezclas con frutas y verduras. Si bien no son deliciosos, no tardas más de 10 segundos en tomarlo y ya con esos nutrientes, puedes echarte un buen plato de carnitas sin culpa.

Ve al súper sin hambre

Suena tonto, pero cuando vas al súper con el estómago vacío compras productos con más calorías. Ve después de comer y verás como tus compras serán más sanas. Lo bueno de esto es que, si estando en tu casa sólo tienes opciones sanas, lo más probable es que las consumas con tal de no salir.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí