REFLEXIONES SOBRE NUESTRAS VIDAS

0

PRAVIA 17 (mayo – junio 2015)

Por: Ramiro Llamas Peña

Hola lector, si por ahora te encuentras como yo y estás pasando por un momento complejo en tu vida y no tienes claro hacia dónde te diriges, te sientes insatisfecho a pesar de tener todo lo que siempre quisiste o a pesar de estar haciendo lo que te apasiona hacer, o estás inconforme porque no estas haciendo ni tienes lo que deseas tener. Este es un buen momento para detenerte y reflexionar sobre lo que estás haciendo, piensas y eres. Si es así, te invito a formar parte de esta narrativa en donde posiblemente puedas encontrar una respuesta del por qué nos sentimos como nos sentimos. Para introducirnos en el tema esta vez tuve la oportunidad de conversar con 4 personas del sexo masculino entre los 23 y 35 años de edad de nacionalidad mexicana y uno de ellos de nacionalidad iraquí radicando en América desde hace más de 4 años, todos ellos solteros. Las ideas nos llevaron a tocar el tema sobre el propósito de nuestra existencia, de vivir, ¿qué es lo que nos motiva a vivir en esta vida? ¿qué es lo que nos mueve a hacer lo que estamos haciendo? ¿qué significado le estamos dando a nuestras vidas? ¿qué es lo que nos hace felices en la vida?

Escuchando los puntos de vista de cada uno de ellos, los cuatro coincidían en que su meta en la vida es llegar a tener mucho dinero, explicando cada uno de ellos las ventajas que tiene el ser rico: poder tener todas las cosas que deseas, no preocuparte, poder hacer lo que quieres, viajar, tener una gran casa, automóviles, etc.

Cuando pasó a ser mi turno de expresar lo que yo buscaba en la vida se llevaron una gran sorpresa al escuchar que yo no buscaba la felicidad en el dinero ni en las cosas materiales, las reacciones que tuvieron en el instante me llamaron mucho la atención, comenzaron a decir que era un caso muy raro y que solo existe muy poca gente con esa perspectiva de vida, otro comentaba sobre el conformismo y comodidad de la gente al no querer crecer económicamente y que casi todos buscan el dinero para ser felices.

Honestamente en ese momento no supe qué contestar, solo esperaba a que mi mente procesara la información para entender que dónde estaban parados ellos, no estaba yo. No estoy en contra de sus ideas pero sus respuestas me hicieron preguntarme sobre el surgimiento de estas perspectivas que están tan enraizadas en muchas personas, ¿por qué ven como algo fuera de lo común a una persona que no se interesa por tener mucho dinero para ser feliz? ¿por qué yo no lo veo como ellos lo ven? Muchas personas que conozco y tienen todo lo que siempre soñaron (dinero, salud, viajes, autos, etc.) comentan no sentirse felices, ¿será nuestra naturaleza humana el querer siempre buscar lo que no tenemos? Y cuando llegamos a esa meta de tenerlo, ¿por qué después de un tiempo llegamos a estar inconformes y no sentirnos completos con eso que deseábamos tener o hacer? ¿será que nos encontramos distraídos y nos aparta de lo que realmente debemos de poner atención para sentirnos completos? ¿crees que lo que buscamos para sentirnos felices o completos está dentro de nosotros mismos y no en nuestro exterior? De esta forma pareciera que estoy dando a entender, entre otras muchas cosas, que el dinero es malo, algo negativo o que estoy en contra de tener mucho dinero, pero no es así. Lo que quiero expresar con esto, es que podemos tener distintas actitudes hacia el dinero y los objetos materiales y no como lo más importante para encontrar el bienestar y la felicidad.

Esta forma de ver el dinero puede llegar a ser peligrosa, darnos la ilusión de poder, seguridad y/o hacernos sentir más valiosos que los demás. Además pudiera estar esclavizándonos a una vida de dependencia y consumismo cuando muchas veces el bienestar se encuentra en la vida ordinaria y dentro de nosotros.

Desde esta plataforma está la otra cara de la moneda, en el que también podemos estar esclavizados a muchas otras cosas que no necesariamente deben de ser materiales como a nuestras ideas, creencias, cultura y educación, que muchas veces nos hacen infelices. Por lo tanto siguiendo esta línea podemos decir que son precisamente las ideas, creencias, cultura y educación las que nos dan la perspectiva que tenemos sobre el dinero y la felicidad. Ahora detente un momento, y reflexiona si lo que piensas, haces y eres son las cosas que de verdad te hacen feliz, independientemente de lo que la familia, amigos, sociedad, medios de comunicación u otras personas opinen sobre tus diferentes ideales y creencias.

Finalmente les dejo una pregunta para reflexionar, ¿debemos de estar luchando constantemente por buscar y tener objetos materiales y/o espirituales? Más bien deberíamos replantear nuestra perspectiva sobre el dinero, cuestionándonos lo que la felicidad significa para cada uno de nosotros.

“El Dinero representa una nueva forma de esclavitud, la esclavitud impersonal, que ha sustituido a la antigua esclavitud personal. Quien tiene dinero, tiene en su bolsillo a quien no lo tiene.”  (León Tolstoi).
Terapeuta Familiar conversacional
Ramiro Llamas Peña
Móvil 044 47 72 63 46 44
ramirollamas@live.com
Facebook Ramiro llamas

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí