¿VIVIR O EXISTIR?

0

PRAVIA 18 (Julio – Agosto 2015)

Por: Ramiro Llamas Peña

Bienvenido lector al lugar donde las ideas se hacen realidad o donde la realidad se convierte en solo una idea o las dos cosas a la vez. Un lugar de reflexión, posibilidades o solo un momento más en la vida de quien lo está leyendo. En esta ocasión tuve la oportunidad de escuchar la narración de un amigo, una historia muy interesante, cuestión que tiene relación con el existencialismo, metas en la vida y consciencia colectiva. Hace algún tiempo “Juan” tuvo una pequeña discusión con un amigo, quedando algo molesto incluso después de la plática. Tal vez “Juan” no supo explicarse bien, o tal vez fue él quién no quiso escuchar realmente.

“Juan” explicaba que no existía gran diferencia entre la vida de su amigo “Miguel” y la vida de un mosquito. Eso fue lo que se le ocurrió decir, e inmediatamente se le quedo viendo a los ojos. ¿Que ver£@ Dices? No es que el estuviera comparándolo con un insecto volador fastidioso. El punto de “Juan” era comparar nuestra existencia en general con la de un ser vivo que viene al planeta tierra solo por un pequeñísimo periodo de tiempo, nace, crece, come, se reproduce, envejece y muere. Sí es que tiene la fortuna de envejecer.

“Juan” reflexionaba, ¿qué hacía diferente, o qué más aportabas a la existencia a diferencia de un mosquito? O bien, a diferencia de un tigre. Tal vez no fue la mejor analogía. El hecho que lleves tu vida a tu modo y manera de ver las cosas no necesariamente significa que estás viviendo en armonía con el mundo. Al menos los mosquitos lo están.

Por lo tanto “Juan” cree que la “razón” es la que nos separa de la verdad y lo que nos hace sentir superiores al reino animal es que, vivimos soportando muchas veces una realidad creada por nosotros mismos y retroalimentada a nuestra conveniencia por información que queremos guardar.

Finalmente “Juan” concluía su reflexión comentando que debemos de tener siempre en mente que estaremos aquí por un periodo muy corto de la historia. Debemos utilizar esa razón para aportar algo a este plano antes de partir. Dejar huella o poner nuestro granito de arena para dejar un mundo mejor a los siguientes participantes en vez de sólo contaminar, existir y vivir sobre una realidad social en vez de universal.

Desde un punto de vista distinto me preguntaba, ¿porqué pensar que la “razón” es el elemento necesario para poder dejar un granito de arena en el mundo? ¿No es y ha sido la “razón” el motivo a lo largo de la historia de innumerables conflictos, guerras, ego, dándonos la ilusión de que existe una verdad? Cual es la verdad? ¿Existirá la verdad? Por como yo lo veo, la “razón” se nos ha dado para poder desenvolvernos, sin embargo la “razón” no es del todo o no lo es para nada necesaria para dejar huella en este plano existencial, creo que para aportar algo en esta vida. Se crea y nace desde el interior del ser, el espíritu, el corazón y no de la “razón”, es una energía que nace desde tu más profundo ser y que te impulsa a hacer las cosas. Todo cambio comienza desde uno mismo, cuando tú lo haces, inherentemente las cosas cambian. También pienso (aclarando que no estoy en contra de la opinión de “Juan”) que un simple mosquito hace la diferencia para que este mundo pueda seguir girando, sólo que no lo podemos ver, por lo tanto todas las cosas existen por algún motivo creo yo, así sean las más insignificantes, existen para que el mundo siga siendo lo que es.

Para finalizar agregaremos una reflexión que me gustó mucho de “Juan”. Ahí está la libertad, vive o existe… La vida te dio la gran oportunidad de venir a un plano tangible hermoso llamado y bautizado incluso por nosotros mismos como planeta tierra. A un plano en el que sufres, gozas, aportas, lloras, ríes, respiras, sientes, vives o existes. Tú decides…

Todo ha sido resuelto, excepto como vivir.” (Jean Paul Sartre)
Terapeuta Familiar conversacional
Ramiro Llamas Peña
Móvil 044 47 72 63 46 44
ramirollamas@live.com
Facebook Ramiro llamas

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí