Fases Lunares

0

PRAVIA 16 (marzo – abril 2015)
Redacción Pravia

Ahora te mostraremos cómo distinguir y diferenciar cada fase lunar para utilizar la energía que se le asocia a cada una.

Generalmente las personas no conocen siquiera las fases lunares, su significado e importancia en el cotidiano vivir. La Luna nos influye y afecta con una vibración específica según la fase en que se encuentre.

La Luna pasa por cuatro fases, crecimiento, esplendor, decrecimiento y desaparición y vuelve a empezar.  Luna nueva , Luna Creciente (13 días aprox), Luna Llena y luna menguante (13 días aprox) también.  Cada mes lunar dura 29 días, 12 horas y 44 minutos en promedio. Los meses lunares o lunaciones son trece, es decir que en un año la Luna realiza trece recorridos alrededor de la tierra, y si observamos y prestamos atención a la influencia de la Luna, podemos tomar ventaja para mejorar nuestra salud física y espiritual, para que su magia nos ayude en nuestro diario vivir. Entre los efectos de la luna, las fases que mayor influencia tienen sobre nosotros son la Luna nueva y la Luna llena. La influencia de Luna nueva es mayor a pesar de que la Luna no esta visible. El efecto de la Luna llena influye más en el cuerpo físico, mientras que el de la luna nueva influye más en la mente. El efecto de la Luna llena es más aparente y lo sentimos más mientras que el efecto de la Luna nueva es más intangible o sutil. Pero al no ser aparente, el efecto de la Luna nueva puede ser peligroso pues una persona al no estar consciente, se pierde y no toma medidas o precauciones. Sin embargo no existe data suficiente que permita darles seriedad a algunas de las siguientes aseveraciones.

 

LUNA NUEVA

Nueva es cuando la Luna no es visible porque se eleva en el horizonte junto con el Sol. Solo hay una luna nueva al mes y sus efectos influyen en mayor medida un día antes y otro después. La luna renace, inicia nuevo ciclo.

La Luna Nueva simboliza el inicio de un período, este período es de una gran energía. Puedes sentir un fuerte deseo de iniciar alguna cosa pero sin saber realmente que. Propicia para dar comienzo a lo nuevo, cada nueva Luna trae la posibilidad de un nuevo comienzo, una nueva experiencia, un ciclo diferente y otra oportunidad de hacer las cosas de otra manera. Podrás planificar y meditar sobre lo que desees poner en marcha durante los próximos 28 días.

Todo lo que comencemos se verá favorecido. Nuevos proyectos, tratamientos, viajes, estudios. No tomar ningún tipo de decisión ni asumir responsabilidades importantes pues estarás confuso y con estrés. Establecer contacto con alguien que pueda ayudarte en alguna meta. Desintoxicarse. Deshacerse de una mala costumbre o hábito nocivo. Es aconsejable mantenerse tranquilo, evitar discusiones o actividades que exijan mucha atención y desempeño. Es la fase indicada para abastecerse y acumular energía. Es tiempo de cuidar y restablecer. La poda de árboles enfermos durante esta fase contribuye a la recuperación del mismo. Es un tiempo favorable para abonar y arar el suelo, óptimo para la siembra.

 

LUNA CRECIENTE

Es cuando el Sol y la Luna se encuentran en un ángulo de 90 grados y vemos «la media Luna», como una «D», porque el Sol ilumina sólo la mitad de la cara de la Luna. Está fase está durante alrededor de 13 días al mes.

En esta fase, el cuerpo presenta una disposición natural a absorberlo todo en mayor cantidad o más rápido. La inteligencia se torna más clara, es aquí cuando de nuestro esfuerzo depende el éxito o la buena culminación de lo iniciado en el período anterior. En estos días se es más objetivo. Buena fase para la productividad y la aceleración de los trabajos cotidianos. En el Creciente, momento positivo de la Luna, que se proyecta hacia su plenitud, su influencia nos acompaña en los proyectos, en el progreso y la capacidad de expresarnos.

Esta fase de la Luna se divide en 2 etapas:

En la primera etapa, 1 o 2 días después de la Luna nueva se comienza a ver en el cielo un cachito de Luna, es momento de emprender proyectos y de hacer negocios. El criterio racional está en plena actividad, la inteligencia se torna clara. Es favorable para la firma de contratos, exposición de trabajos, hacer relaciones públicas y reorganizar los negocios. Es una fase adecuada para el desarrollo. Se le considera un momento oportuno para injertar árboles frutales y trasladar plantas.

La segunda etapa de esta fase lunar comienza al séptimo día de haber iniciado la luna nueva y se recomienda: Atraer la buena suerte. Adquirir objetos de valor. Aumentar la autoestima. Fortalecer los lazos afectivos con las amistades. Desarrollar motivación. El décimo día aprox se le conoce como Luna grande (cuando la mitad de este astro está iluminada). Ideal para adquirir paciencia y obtener ganancias.

 

LUNA LLENA

Es cuando el Sol y la luna se encuentran en oposición, es decir guardan una distancia de 180 grados, el Sol ilumina de frente toda la cara de la Luna por eso la vemos completamente iluminada y redonda. Los efectos de esta lunación se prolongan un día antes y otro después, da momentos de plenitud y exaltación.

Nos ayuda a decidir cuando algo se ha terminado definitivamente, una relación, un trabajo, una situación; culminación, éxito de todo lo que empezó en la Luna creciente. Es buena etapa para dejar atrás lo ya concluido, pero no es buena para iniciar nada. Ahora está todo en su plenitud. Durante esta fase sentirás la necesidad de expandirte social o mentalmente. Las personas se tornan más receptivas, las relaciones sociales más favorables y  favorece la comunicación. Todo lo que fue planificado y meditado durante la Luna nueva y realizado en la Luna creciente llegará a su máximo desarrollo, es en este ciclo donde vemos el resultado de lo que sembramos y cuidamos con amor y dedicación. En la plenitud de la Luna, (Plenilunio), se presenta en todo su esplendor, suele estar marcado por un gran movimiento, excitación, y alegría. También la Luna llena actúa como un afrodisíaco e invita al amor, sin embargo para la mayoría de las personas los pensamientos serán aleatorios. Si existen defectos de personalidad dominantes tales como la ira, la avaricia, lujuria, soberbia, etc. estos pueden emerger y dominar nuestros pensamientos.

No es buen momento para someterse a cirugías, se ha observado que las heridas tienden a sangrar más. Esta fase es muy favorecedora de los asuntos afectivos, pues actúa como un verdadero afrodisíaco. La Luna llena es ideal para para la plantación de legumbres, la colecta de plantas medicinales y frutas en general pero no se recomienda podar árboles en esta fase porque pueden morir. Resolver asuntos legales. Interpretar y prestar atención a sueños proféticos. Concebir un bebé. Participa y prepara proyectos artísticos.

 

LUNA MENGUANTE

Es cuando el Sol y la Luna se encuentran nuevamente en un ángulo de 90 grados, esta vez la mitad de la cara de la Luna iluminada se ve formando una «C». Decrece la media Luna, hasta desaparecer. Dura unos 13 días, y puedes dedicarlos para hacer aquellas actividades que te cuestan más esfuerzo.

Esta fase representa un período final y momento de prepararte para un nuevo ciclo de experiencias. Es el momento ideal para deshacer, eliminar y separar. Para alejar la negatividad, enfermedades, conflictos, situaciones desagradables. Poner fin a aquellas cosas que deseamos terminar, deshacernos de vicios y relaciones amorosas o concluir proyectos y negocios, así como para separarnos de experiencias del pasado o de una parte no deseada de nosotros mismos. Es tiempo de perdonar, poner fin para después renovar en luna nueva. Es tiempo para finalizar con los detalles y cabos sueltos.  Esta fase es ideal para la reflexión de los proyectos y acciones emprendidas.

El Menguante, momento negativo de la Luna, decrecerá hasta desaparecer. Buen momento de limpieza y purificación. Es tiempo de reposo, de finalizar proyectos y cerrar temas pendientes. Es tiempo de reorganizarse. Es momento de renovar fuerzas e interiorizarlas. Las operaciones quirúrgicas tienen mayor éxito de recuperación. Vencer la melancolía y la depresión. Descansar, relajarse. Momento de preparar la tierra para la siembra.  El trasplante de las plantas dará mejores resultados, así como el exterminio de insectos y malas hierbas.

Dentro de esta fase, a los tres días antes de la Luna nueva se le conoce como Luna negra. A esta etapa se le considera nefasta. Durante estas noches se recomienda permanecer en el hogar y trabajar en relajarse o meditar. Se le considera una fase lunar de desintegración, no deben tomarse decisiones importantes. Dentro del aspecto positivo de esta etapa, se le considera propicia para obtener justicia y resolver riñas y conflictos.

Somos parte de un todo y debemos vivir en armonía con la naturaleza y bajo las leyes cósmicas o universales; “Conócete a ti mismo y conocerás a la creación, conoce la creación y te conocerás a ti mismo, pues las leyes de la vida se entienden a medida que abrimos nuestra conciencia hacia nuestro ser interior y según vamos abandonando la mezquindad próxima al instinto animal.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí