ADULTEZ: ¿MIEDO A CRECER?

0
destacada

La adultez es una etapa difícil, pero si te abruma la idea de crecer seguro hay cosas de tu niño interior que necesitas sanar.

Cuando somos niños fantaseamos constantemente con qué queremos ser de grandes; doctores, maestros, astronautas o hasta grandes científicos como Albert Einstein, etc. Buscamos dejar el hogar y ser independientes, valernos por nosotros mismos para así poder vivir una adultez plena.

¿Pero qué pasa con aquellos niños que a pesar de tener estos anhelos no parecen mostrar ningún interés en dejar el hogar?

En ocasiones, el ambiente familiar no es bueno, provocando conductas de inseguridad y sentimientos de desvalorización, incluso presentar el Trastorno de Ansiedad por separación. Este trastorno se presenta mayormente en la infancia, aunque su presencia en la adultez es más común de lo que parece.

https://ugc.kn3.net/i/origin/http:/coleccion.educ.ar/coleccion/CD5/contenidos/img/bernichicos/pop/bg01_02.jpg

Te puede interesar: Trastorno Limite de la Personalidad: Una montaña rusa de emociones

Es muy importante poner atención a las emociones, el hecho de que con la adultez lleguen más responsabilidades, no significa que debamos ignorar aquello que nos genera conflicto, hacer caso omiso puede tener consecuencias mayores, como el auto sabotaje.  

Cuando esto ocurre tendemos a buscar culpables, entre ellos a nuestros superiores por ser demasiado “exigentes” y no darnos el reconocimiento que creemos merecer y en consecuencia elegimos evitar nuestras responsabilidades, buscando volver a donde alguien más tiene que cuidar de nosotros, quedándonos en casa para así volver recuperar ese sentimiento de seguridad.

Aprende a cuidar a tu niño interior

Tu niño interior necesita atención y sobre todo, que le hagas sentir seguro, que satisfagas las necesidades que tal vez no pudieron ser cubiertas en tu infancia, y ahora que vas a crecer, te está diciendo:

“¡no espera! ¿cómo de que vamos a ser adultos? si todavía no sano mis heridas!”.

Necesitas sanar tus heridas, perdonar a quienes tengas que perdonar, tratarte con cuidado y con protección, para que tu niño interior deje de hacer berrinche y te de chance de crecer.

No basta con detectar este tipo de comportamientos en una sociedad que promueve la independencia y al mismo tiempo condena a aquellos que logran dejar el nido satisfactoriamente, es muy importante saber detectar las emociones propias y trabajarlas con el fin de tener un crecimiento pleno en todos los ámbitos de nuestra vida, la ansiedad y el miedo al crecer son fuertes, pero los recursos psicológicos con los que cada individuo cuenta y es capaz de adquirir lo son aún más. 

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí