La morgue de París, el teatro de la muerte.

0
a morgue de Paris, la morgue un arque turístico de la muerte en parís, Notre-dame, Máxime Du Camp, cuerpos en exposición en el siglo XIX, cadaveres, Arthur Mark Cummings, notas de la morgue para Harvard, revolución industrial, Reforma del barón de Haussmann, mostrar cuerpos en vitrinas en la morgue de paris, Émile Zola, Novela Therese Raquin:

El almacenamiento de los cadáveres en la morgue en Francia se volvió una gran atracción turística en el siglo XIX, la cual contaba con miles de visitas diarias.

La morgue se encontraba junto a Notre-Dame, el cual recibía más visitas que la misma catedral y era parte de todas las guías y recorridos que se hacían. “Los niños, que van allí como lo harían a una representación teatral, llaman a los cadáveres que están expuestos los artistas”.

No es extraña la descripción del escritor y fotógrafo Máxime Du Camp; si no hay cuerpos en exposición, los pequeños salían de la morgue muy disgustados, “diciendo que el teatro estaba vacío“.

Algunos días llegaron a haber hasta 40.000 personas.

Para poder mantener los cadáveres en un buen estado, eran rociados con agua fría; sobre todo en el rostro, y mira que les hacía mucha falta. La descripción de un estudiante estadounidense, Arthur Mark Cummings, para Harvard, resulta espeluznante:


“Rostros brutales, con cortes e hinchados; bocas anchas, abiertas por última vez para proferir el grito de muerte, ojos muertos y empapados, sonrisas espantosas, rostros de hombres y rostros de mujeres, rostros de jóvenes y rostros de ancianos; rostros que Dante, tanteando entre los condenados, podría haber sacado de las horrendas y humeantes profundidades del Leteo, tal es la vista que recibe al visitante al entrar en la Morgue de París”.

Sin embargo la descripción sigue, la cual no es menos acogedora:

“Algunos de los cadáveres habían estado en el agua un día, otros una semana, otros, nadie sabía cuánto tiempo. Algunos estaban vestidos, otros estaban desnudos; a algunos les faltaba un brazo o una pierna o una cabeza, a otros les faltaba de todo menos una pierna o un brazo, que salía en la red de algún pescador, con algunos trapos de tela pegados a ella”.

a morgue de Paris, la morgue un arque turístico de la muerte en parís, Notre-dame, Máxime Du Camp, cuerpos en exposición en el siglo XIX, cadaveres, Arthur Mark Cummings,  notas de la morgue para Harvard, revolución industrial, Reforma del barón de Haussmann, mostrar cuerpos en vitrinas en la morgue de paris, Émile Zola, Novela Therese Raquin: "La puerta esta abierta; puede entrar quien lo desee", la morgue como teatro en paris, Le petit Parisien, Le petit Journal

No se trataba de un espectáculo para todo el público, por no decir que para ninguno, y es que originalmente está exhibición no era para su entretenimiento. En la revolución industrial, hubo un amplio traslado de personas del campo y de pequeñas villas hacía las grandes ciudades; sobre todo París.

También te puede interesar: Romualdo García: El fotógrafo mexicano de los muertos

Los hombres encontraban trabajo en fábricas o en construcciones de inmuebles y bulevares, los cuales eran levantadas por la reforma del barón de Haussmann. Por otra parte las medias de seguridad eran reducidas y los accidentes numerosos; en el cual la mayoría de la gente ya no se conocía.

De aquí surgió la idea de mostrar los cuerpos en vitrinas, para que pudieran ser reconocidos por sus familiares. La reforma del barón de Haussmann ocasionó accidentes laborales, y una abundante entrada de cuerpos a la morgue.

Émile Zola crítico firmemente en su novela estos entretenimientos populares Therese Raquin: “La puerta está abierta; puede entrar quien lo desee”

Existen aficionados que dan un rodeo para no perderse ninguna de las funciones que interpreta la muerte. Cuando las mesas de piedra están vacías, la gente se va, enojada, estafada, hablando entre dientes.

a morgue de Paris, la morgue un arque turístico de la muerte en parís, Notre-dame, Máxime Du Camp, cuerpos en exposición en el siglo XIX, cadaveres, Arthur Mark Cummings, notas de la morgue para Harvard, revolución industrial, Reforma del barón de Haussmann, mostrar cuerpos en vitrinas en la morgue de paris, Émile Zola, Novela Therese Raquin: "La puerta esta abierta; puede entrar quien lo desee", la morgue como teatro en paris, Le petit Parisien, Le petit Journal

Pero cuando están bien provistas, cuando hay una buena exposición de carne humana, los visitantes se amontonan, las emociones les salen, se espantan, bromean, aplauden o silban, como en el teatro, y se marchan contentos, diciendo que, ese día, “la Morgue ha estado muy bien”.

El propio Zola nos da una razón para su popularidad: “la morgue es un espectáculo al alcance de todos los bolsillos, gratuito para todos, pobres y ricos”.

Pero regresemos a la descripción del estudiante de Harvard:

“Los hombres se apiñan y se codean entre sí; las viejas brujas apuntan hacia el cristal y croan unas a otras; bellas mujeres miran con pálidos rostros de lástima, pero no menos sedientas de codicia, un espectáculo fascinante; los niños pequeños son sostenidos en brazos fuertes, para que ellos también puedan ver la cosa espantosa, y ven, y lanzan sus brazos diminutos y vacilantes en alto y cantan alegremente”.

La morgue, relataba los hechos que aparecían en el periódico, y tras la noticia de un asesinato, alguna ejecución o algún hallazgo, la gente llegaba a amontonarse para poder visualizar a los “protagonistas”.

a morgue de Paris, la morgue un arque turístico de la muerte en parís, Notre-dame, Máxime Du Camp, cuerpos en exposición en el siglo XIX, cadaveres, Arthur Mark Cummings,  notas de la morgue para Harvard, revolución industrial, Reforma del barón de Haussmann, mostrar cuerpos en vitrinas en la morgue de paris, Émile Zola, Novela Therese Raquin: "La puerta esta abierta; puede entrar quien lo desee", la morgue como teatro en paris, Le petit Parisien, Le petit Journal

Los tiempos cambian y la morgue cerró las puertas al público en 1907, no sin protestas.

La morgue cerró sus puerta al público en marzo de 1907, después de que hubiese muchas críticas, en el que el público lo había convertido. Esta decisión provocó grandes protestas en diarios como Le petit Parisien, Le petit Journal, los cuales acompañaban sus notas con sucesos de la morgue.

Fuentes:
https://www.lavanguardia.com/historiayvida/historia-contemporanea/20201017/33849/morgue-paris-parque-tematico-muerte.html?utm_medium=social&utm_source=facebook&utm_content=GV_historiayvida&fbclid=IwAR2QT8ETh0ZxrDDj8dF9C_HPDKD6Ye0eZArUPJZftVr970bQFejUcE6rq7Q
https://www.clarin.com/mundo/cadaveres-vitrinas-publico-amontonado-morgue-paris-convirtio-atraccion-turistica_0_A-SGq5Lrs.html

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.