Carola Rackete la defensora de los inmigrantes que terminó en prisión

0
carola rackete y salvini

Carola Rackete es la capitana del barco de ayuda humanitaria Sea Watch 3. En el cuál, el pasado 12 de junio rescató en aguas internacionales a 52 inmigrantes que huían de Libia en busca de una vida mejor.

La migración es un tema que ha dado mucho de qué hablar en los últimos días, más allá de la política internacional y los acuerdos a los que los países puedan o no llegar, es importante que no olvidemos que estamos hablando de seres humanos, de personas en busca de una oportunidad.

El Sea Watch 3

En éste aspecto, llaman mi atención las acciones de la capitana Carola Rackete, una alemana de 31 años de edad, que se enfrentó a la política migratoria europea, y fue arrestada el pasado 29 de junio. 

Después de esto, pidió asilo a Italia, para ingresar por el puerto de Lampedusa, pero su solicitud fue colocada en una “lista de espera”; Italia, enfrenta serios problemas debido a la crisis migratoria y ha endurecido su política de recepción de inmigrantes.

carola rackete signpost

A su vez, lo que Italia estaba esperando, para poder dar respuesta a la solicitud de Carola Rackete, era que el resto de países de la Unión Europea (UE), se comprometieran a dar asilo a la tripulación del barco. 

Sin embargo, los días seguían pasando y el tiempo de espera resultó demasiado largo para Carola Rackete. Doce de las 52 personas a bordo del barco tuvieron que ser evacuadas por motivos de salud. Para la capitana, regresar a los inmigrantes a Libia no era una opción.

Te puede interesar: El documental que exhibe la realidad de un periodista de Guerra

Me estaban pidiendo que los llevara de regreso a Libia. Desde un punto de vista legal, estas personas estaban huyendo de un país en guerra y la ley te impide llevarlos de vuelta“

Explicó en una entrevista a los medios de prensa italianos después de su arresto. 
carolina rackete prision

Esto ocasionó que la situación a bordo se volviera insostenible, después de pasar días fondeados  a una milla de distancia marítima del puerto de Lampedusa Italia, la capitána tomó la decisión de llevar el barco a tierra, a sabiendas de que enfrentaba una multa de 50 mil euros (1,088,469.49 pesos mexicanos) y una condena que puede ir de 10 a 15 años de cárcel.

El Ministro del Interior italiano, Mateo Salvini describió el arresto de Rackete como una victoria para su política exterior, el señor buscaba enviar un mensaje y lo logró. 

“No fue un acto de violencia, sino uno de desobediencia.  La situación era desesperada. Mi meta era simplemente traer a esta gente desesperada y exhausta a la costa. Mi intención no era poner a nadie en peligro. Ya he pedido disculpas y las reitero ahora”,

Expresó Rackete al diario italiano Corriere della Sera.

Afortunadamente, las 52 personas que fueron rescatadas por la capitana Carola Rackete, ya fueron recibidas en un centro de atención a inmigrantes en Italia y están en espera de ser recibidos definitivamente en Francia  o Alemania, Finlandia, Portugal o Luxemburgo. Rackete permanece bajo arresto domiciliario y será presentada ante las autoridades italianas en los próximos días. 

Un final no tan bueno

A simple vista pareciera una breve historia con un final agridulce, pero va mucho más allá de eso: lo más seguro es que seguiremos escuchando y leyendo los nombres de Carola Rackete y Mateo Salvini en la prensa internacional, y probablemente nunca lleguemos a conocer el nombre de ninguno de los 52 inmigrantes que fueron rescatados.

carola rackete barco

Pero gracias a las acciones “desobedientes” de la capitana, ahora todas esas personas, -entre las que se encuentran mujeres embarazadas y niños-, tendrán acceso a la posibilidad de una mejor calidad de vida.

Gracias capitana, por arrojar luz a un tema, que aunque está de moda, suele carecer de “desenlaces” tan favorecedores como el que usted fue capaz de ofrecerle a esas 52 personas. 

Fuentes

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí