Desamor en tiempos desesperados

0
desamor

Rompe el corazón de una mujer y te darás cuenta de todo aquello que es capaz.

Desataras un infierno silencioso en el que la culpa te va a quemar. ¿Qué importa? Era una fácil, una loca, zorra toxica llena de inseguridades. Llena de complejos, ¿Por qué debes cargar con algo?

¿Qué más da? Sólo fue un momento, un te amo que murió al tocar tus labios, promesas que nadie tiene que cumplir. A fin de cuentas, para eso son las promesas, ¿no? Para asegurar con palabras un futuro que no puedes ni siquiera ver esa imaginación de la que tanto alardeas. ¿Qué tanto puede ser un beso? ¿Una caricia, fajar debajo de la luna? Hay que adaptarse a ellas para conseguir lo que buscas.

Son mujeres. Ellas solas se ilusionan, no tienes que hacer mucho para conquistarlas. Se ilusionan porque quieren. Por pendejas, fáciles, manipulables. Claro, ¿Qué otra razón hay?

¿Siguen creyendo en los cuentos de Disney? Esos en los que aprenden a ser buenas niñas, quedarse calladitas y aprender a limpiar para luego, conseguir a un príncipe encantador al cual soportar, porque ha sido su premio y su mayor logro en la vida.

¿Les rompieron el corazón? ¿O solo te ilusionaron con tus expectativas demasiado altas?

Pero nada de lo anterior puede ser cierto, suena machista para ser una realidad del siglo XXI. Porque nadie habla de esto cuando habla de amor, porque confundimos el ser sumisas con estar enamoradas y ser buenas novias, buenas esposas, buenas mujeres.

También te puede interesar: Resaltar los rasgos físicos o étnicos también es discriminar.

Cuando alguien más siembra en ti un montón de ilusiones, te promete seguridad, sueños y un amor eterno, debemos aceptar la idea de que fuimos nosotras quienes tomamos la decisión de creer en ello. Es tu culpa por ser mujer y ser tan sentimental y tan ingenua, y pese a ello, no salgas a buscarlo, no le reclames, no le hables. No caigas, no pierdas tu dignidad, no seas una fácil.

Trágate tus sentimientos. Ignóralo, hazte la fuerte, que no te importa, y piensa en que va a volver, porque así son los hombres. Que mal te verás si andas ahí de rogona.

Pero claro, todas esas frases no pueden contar como machismo, son leyes universales entre las relaciones humanas. Además, ¿Qué puedo saber yo? Soy mujer, debo estar enamorada o tener el corazón roto.

Son tiempos desesperados, no te recomiendo romper el corazón de una mujer, no ahora, no tienes idea de lo que puede pasar.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí