ENFOQUE DIFERENTE

0

PRAVIA 12 (julio – agosto 2014)

Por: Lee Iwan.

Las personas físicas manifiestan lo que son a través de sus acciones y su voluntad, como consecuencia de esto las personas morales son influenciadas por las personas físicas que las crean. Sin embargo, yo pienso que es posible que la persona moral influencie a las personas físicas a través de un código de conducta, es decir, que las personas que trabajen para la persona moral se vean premeadas a través del código de conducta institucional.

La esencia de una persona moral desde el punto de vista pragmático es generar dinero para las personas físicas que la crearon. Los empleados invierten su tiempo y esfuerzo para generar dinero. Esto resulta muy lineal ya que no basta con lucrar o ganar un salario, la mente del ser humano requiere de satisfactores que den sentido a su vida, es decir, ¿por qué me levanto todos los días? ¿por qué hago lo que hago? Ahí es donde considero que la persona moral a través del código de conducta institucional puede ayudar a dar mayor profundidad al sentido de vida de las personas físicas.

En esencia el código de conducta institucional de la empresa se puede definir como “una serie de principios básicos y lineamientos de actuación en los negocios, que se compromete obligatoriamente a seguir”.

El primer rubro del código de conducta generalmente es el que detalla la visión, misión y valores fundamentales, es en éste capítulo en el que haré énfasis ya que el enfoque que se guarda es puntualizar lo siguiente:

  1. Trabajo.
  2. Responsabilidad.
  3. Puntualidad.
  4. Ética.

Todos están enfocados en dar una imagen al exterior de que producen, no digo que esté mal esa visión hacia el exterior para proveedores y clientes, sin embargo, para mi eso no provoca ni tantita emoción para ir a trabajar a un lugar así, es responsabilidad de quien redacte el código visualizar de que manera se puede generar una empresa que motive a sus trabajadores partiendo de las siguientes premisas:

  1. Los trabajadores son lo más importante para mi empresa.
  2. Los trabajadores no son un activo, son seres humanos.
  3. Los seres humanos tienen 3 dimensiones: física, espiritual y emocional.
  4. Mi empresa debe desarrollar esas 3 dimensiones para mis trabajadores.
  5. Es responsabilidad de la empresa crear un sentido de pertenencia en los trabajadores.

Al tener empleados que conocen sus derechos, entenderán mucho mejor que deben de cumplir con sus obligaciones y ahora si cuando vayan a trabajar pensarán en que su trabajo vale y crea valor a otras personas, es decir, que le da un sentido a las acciones del trabajador.

En fin, la persona moral debe influenciar a sus trabajadores de manera positiva permitiendo que ellos puedan identificarse con la empresa, así generando un sentido de pertenencia, creando un sentido a su trabajo, es decir, hacer las cosas por que quieres y no por que debes. Zarathustra lo dijo de la siguiente forma: ¿Pero quién es ese gran dragón al que el espíritu no quiere reconocer ya más como su amo y su dios?: “¡Debes!”, es el nombre del dragón; pero el espíritu transmutado en Léon grita: “¡Quiero!”.

DEJA UNA RESPUESTA

Déjanos un comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí